• Por AlohaCriticón

peter lorre fotos peliculas biografia filmografia movies pictures

PETER LORRE

(1904-1964)

Medía 1’65.

Actor inconfundible por su físico e inolvidable por sus interpretaciones, Peter Lorre nació el 26 de junio de 1904 en Rozsahegy (Hungría), siendo bautizado con el nombre de Ladislav Loewenestein.

Desde su pronta adolescencia sintió la necesidad de convertirse en actor de teatro, vocación que a su familia no terminaba de agradarle del todo. Por esa razón Ladislav abandonó sus raíces y a punto de cumplir los 18 años se marchó de casa con destino a Suiza.

Tras un período trabajando en diversas entidades bancarias para financiarse sus estudios de interpretación se estableció finalmente en Alemania.

En el país germano consiguió una gran reputación como intérprete gracias a que era uno de los actores favoritos del famoso y controvertido dramaturgo Bertolt Bretch.

Su peculiar físico y su sentido del humor le ayudaron a lograr papeles principalmente cómicos, hecho que la audiencia alemana veía con agrado.

Paradójicamente la consecución del estrellato en el mundo del cine no fue haciendo reír sino todo lo contrario. El director Fritz Lang requirió su presencia para protagonizar la película “M, El Vampiro De Dusseldorf” (1931), con la que consiguió un éxito mundial que refrendó en títulos posteriores.

Después del ascenso al poder del partido nacionalsocialista de Adolf Hitler, Lorre decidió emigrar de Alemania a Londres, en donde trabajó con otro de los grandes del cine mundial, Alfred Hitchcock, quien le hizo intervenir en la primera versión de “El Hombre Que Sabía Demasiado” (1934). Tras esta película el paso hacia la Meca del cine, Hollywood, estaba ya muy cerca.

Su caracterización en los Estados Unidos estuvo en principio marcada por las actitudes malévolas del personaje que encarnó en la película citada de Fritz Lang, “M, El Vampiro De Dusseldorf”, apreciable en films como “Crimen y Castigo” (1935) de Josef Von Sternberg o “Las Manos De Orlac” (1935), un título dirigido por Karl Freund.

Estos papeles no agradaban demasiado a Lorre, que quería variar de registro e interpretar a personajes más humanos y simpáticos.

En la mitad de los años 30 volvió a encontrarse con Hitchcock en suelo británico para intervenir en “Agente Secreto” (1936).

Junto a otros títulos, tuvo la fortuna de protagonizar para la 20Th Century Fox una serie de películas en las que interpretaba el personaje de un detective japonés llamado Mr. Moto. Este personaje consiguió gran popularidad con una serie de ocho títulos iniciada por “Think Fast, Mr. Moto” (1937) y terminada con “Mr. Moto’s Last Warning” (1939).

En los años 60 volvió Mr. Moto a la acción pero con Henry Silva como intérprete principal.

Una de sus películas más recordadas es el clásico del cine negro “El Halcón Maltés” (1941), film de John Huston en el que coincidió por primera vez con Humphrey Bogart (colaboraron cinco veces más) y con Sidney Greenstreet, pareja con la que Lorre compartió en diversas ocasiones rodajes para los estudios Warner.

Grandes películas de los años 40 en las que intervino fueron la inolvidable “Casablanca” (1942) de Michael Curtiz, “Como Ella Sola” (1942) de John Huston, “La Ninfa Constante” (1943), un drama de Edmund Goulding, la bélica “The Cross Of Lorraine” (1943) de Tay Garnett, “Arsénico Por Compasión” (1944), obra maestra del humor negro dirigida por Frank Capra, “The Mask Of Dimitrios” (1944) de Jean Negulesco, “Ángel Negro” (1946) de Roy William Neill, “Three Strangers” (1946), también dirigida por Negulesco, “Morena y Peligrosa” (1947), un título al servicio de la comicidad de Bob Hope o “Soga De Arena” (1949) de William Dieterle.

Cuando la década de los cuarenta llegaba a su término, Lorre puso punto final a su matrimonio con Kaaren Verne. Anteriormente había estado casado con Celia Lovsky y después lo estuvo con Anne Marie Brenning, con quien tuvo a su única hija, Catharine, quien falleció con poco más de treinta años a causa de la diabetes.

En los años 50 su figura siguió brillando e incluso se atrevió con la dirección de la película “El Hombre Perdido” (1951), intriga criminal de producción alemana que no obtuvo resonancia en su época.

Los títulos más importantes en este período fueron “20000 Leguas De Viaje Submarino” (1954) de Richard Fleischer, “La Burla Del Diablo” (1954), una obra conjunta de John Huston y el escritor Truman Capote, o “La Bella De Moscú” (1957) de Rouben Mamoulian, película que proponía un notable remake musical de “Ninotchka”.

En los años 60 intervino en la producción de Irwin Allen “Viaje Al Fondo Del Mar” (1961), con protagonismo de Walter Pidgeon y Joan Fontaine en un submarino atómico.

Junto a las producciones cinematográficas (muchas de ellas paródicas y cómicas por esa época) y como era habitual en las antiguas estrellas del Hollywood clásico, Peter Lorre logró acomodo en el mundo de la televisión.

Falleció mientras trabajaba junto al cómico Jerry Lewis en 1964 a causa de un fatal ataque al corazón. Tenía 59 años y el orador de su panegírico el día de su sepelio fue el también inimitable y buen amigo de Lorre, Vincent Price.

Películas Criticadas en ElCriticón-AlohaCriticón

M, El Vampiro De Dusseldorf (1931)

El Halcón Maltés (1941)

Casablanca (1942)

Arsénico Por Compasión (1944)

20.000 Leguas De Viaje Submarino (1954)

La Bella De Moscú (1957)

El Cuervo (1963)



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies