• Por AlohaCriticón

victor mclaglenVICTOR MCLAGLEN

(1883-1959)

Medía 1’91.

Victor McLaglen nació el 11 de diciembre de 1883 en Tunbridge Wells (Inglaterra). Su madre era de origen irlandés y su padre un pastor protestante escocés. Tenía ocho hermanos, cuatro de ellos, Arthur, Clifford, Cyril y Kenneth, también se dedicaron a la interpretación.

Su juventud fue bastante agitada, ya que participó en la Guerra de los Boers en Sudáfrica, país en donde su padre había sido destinado para ejercer sus funciones religiosas como obispo de Clermont.

Sus ansias de acción y aventura le llevaron a Norteamérica para trabajar en diversos oficios en Canadá, entre ellos granjero, pescador o policía.

Posteriormente intentó una carrera como boxeador profesional, llegando a pelear con el campeón del mundo Jack Johnson.

En la época prebélica dio inicio a sus primeras actuaciones teatrales, apareciendo en espectáculos de vodevil y shows circenses.

Cuando estalló la Primera Guerra Mundial, McLaglen se unió a los fusileros irlandeses, llegando a convertirse en preboste de la ciudad de Bagdad.

Su presencia ruda y fornida le llevó al mundo del cine, debutando en la pantalla grande a comienzos de los años 20, época en la que intervino en producciones británicas mudas como “The Call Of The Road” (1920), “The Crimson Circle” (1922) o “In The Blood” (1923).

Victor McLaglen, que había contraido matrimonio en 1919 con Enid Lamont y tenido a sus hijos, Sheila y el futuro director Andrew V. McLaglen, consiguió principiar su carrera en Hollywood con la película “The Beloved Brute” (1925), western dirigido por J. Stuart Blackton en el que McLaglen encarnaba al personaje masculino protagonista.

Algunas de sus películas mudas fueron “El Trío Fantástico” (1925), un thriller protagonizado por Lon Chaney y dirigido por Tod Browning, “Beau Geste” (1926) de Herbert Brenon, “El Precio De La Gloria” (1926) de Raoul Walsh, “Una Chica En Cada Puerto” (1928) de Howard Hawks, “Madre Mía” (1928), el primer encuentro de Victor McLaglen con el director John Ford, con quien volvió a trabajar antes de los años 30 en “El Legado Trágico” (1928), film en el que aparecía brevemente John Wayne, la comedia romántica “Strong Boy” (1929) y “Shari, La Hechicera” (1929), la primera película sonora en la que intervino McLaglen que co-protagonizó junto a Myrna Loy. John Wayne apareció de nuevo como figurante.

En los años 30 el actor británico alternó papeles protagonistas con personajes secundarios, brillando en títulos como “La Patrulla Perdida” (1934), “El Delator” (1935) o “La Mascota Del Regimiento” (1937), tres películas dirigidas por John Ford.

Gracias a su interpretación en “El Delator”, McLaglen logró ganar el Oscar al mejor actor principal. Sus compañeros de nominación eran Clark Gable, Charles Laughton y Franchot Tone, los tres nominados por la película “Rebelión a Bordo”.

Otros títulos destacados de la década de los 30 que contaron con la partipación del actor británico fueron “Klondike Annie” (1936) de Raoul Walsh, “Bajo Dos Banderas” (1936) de Frank Lloyd, “La Contraseña” (1937) de William A. Seiter, “El Capitán Furia” (1939) de Hal Roach, o “Gunga Din” (1939), un clásico del cine de aventuras dirigido por George Stevens que McLaglen co-protagonizó junto a Cary Grant y Douglas Fairbanks Jr.

En 1942 Victor quedó viudo de Enid Lamont tras fallecer ésta a causa de un accidente mientras montaba en caballo. Un año después se casó con Suzanne M. Brueggeman, de quien se divorció en 1948, el mismo año en que contrajo matrimonio con su tercera y última esposa, Margaret Pumphrey.

En los años 40 y 50 el ritmo de trabajo de McLaglen, aunque regular y constante, menguó en comparación con los pasados decenios.

De nuevo lo más destacado fue realizado bajo las órdenes de su amigo, el gran John Ford, en películas como “Fort Apache” (1948), “La Legión Invencible” (1949), “Río Grande” (1950) y “El Hombre Tranquilo” (1952).

Por este último film fue nominado al Oscar en la categoría de mejor actor secundario. El ganador de la estatuilla fue Anthony Quinn por “Viva Zapata”.

Al margen de sus colaboraciones con Ford, McLaglen intervino en títulos como “Infierno En La Tierra” (1942) de Henry Hathaway, “La Princesa y El Pirata” (1944), comedia aventurera de David Butler que co-protagonizaban Bob Hope y Virginia Mayo, “Rumbo a Java” (1953), título dirigido por Joseph Kane que contaba con el protagonismo de Fred MacMurray, “El Príncipe Valiente” (1954), película de Hathaway que adaptaba el cómic de Harold Foster con Victor McLaglen encarnando el papel de un corpulento vikingo al servicio de Robert Wagner, o “Lady Godiva” (1955), film que dirigió Arthur Lubin, siendo Maureen O’Hara la encargada de representar el papel principal.

El 7 de noviembre de 1959 Victor McLaglen falleció a causa de un ataque al corazón. Tenía 85 años.

Películas Criticadas

La Patrulla Perdida (1934)

El Delator (1935)

Gunga Din (1939)

Fort Apache (1948)

La Legión Invencible (1949)

Rio Grande (1950)

El Príncipe Valiente (1954)



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies