• Por AlohaCriticón


Dirección: Beeban Kidron.
Intérpretes: Renee Zellweger, Colin Firth, Hugh Grant, Jim Broadbent.

Secuela de “El Diario De Bridget Jones” (2001), película basada en una novela de Helen Fielding. Con guión de Adam Brooks (“Wimbledon”, “Prácticamente Magia”), Andrew Davies (“El Diario De Bridget Jones”, “El Sastre De Panamá”), Richard Curtis (“Cuatro Bodas y Un Funeral”, “Notting Hill”)

Bridget Jones (Renee Zellweger) mantiene una dichosa existencia sentimental junto a su novio, el abogado Mark Dacy (Colin Firth), hasta que sus celos y su inseguridad desbaratan su felicidad cuando Mark cuenta con una nueva ayudante, una belleza de largas piernas llamada Rebecca (Jacinta Barrett). Su vida también se verá alterada cuando aparezca su antiguo novio y jefe, el mujeriego Daniel Cleaver (Hugh Grant).

Segunda parte de las andanzas de la treintañera llena de complejos Bridget Jones, fémina cuyo éxito literario y cinematográfico se asienta en la fácil traslación de las filias y fobias de un atractivo personaje a mujeres (y hombres) de esa misma edad, tipología y fisonomía, en un aceptable guión con situaciones humorísticas desarrolladas en un contexto generalmente urbano, con caracteres contrapuestos, romanticismo sin excesiva ñoñería y un tono ligero, confidencial y simpático.

bridget-jones-sobrevivire-fotosSon características básicas perceptibles tanto en la primera como en esta segunda película, basada en el best-seller de Helen Fielding y ahora, tras Sharon Maguire, dirigida por Beeban Kidron, autor británico de títulos como “Antonia y Jane” o “A Wong Foo, gracias por todo, Julie Newmar”.

La diferencia entre las dos estriba en que las situaciones creadas, con slapstick no demasiado destacado y juegos verbales muy poco ingeniosos, carecen de gracejo de primer nivel, reduciéndose su humor y, el concepto general de la película, al de una “sitcom” plana de máxima audiencia, con el chiste fácil como principal sustento y la elaboración de forzadas escenas de absurdo, que intentan ridiculizar a la protagonista.

Al conjunto le falta también el cierto encanto que contenía la primera entrega, a pesar del buen trabajo interpretativo del elenco, en especial de Renée Zellweger, cuyo personaje resulta dibujado aquí de manera más bufonesca.

Se advierte poca originalidad en la trama, que repite las mismas trazas que su predecesora pero, y de manera errónea, con un metraje más preocupado en incidir en la mofa superficial de la protagonista en sí misma que en la descripción de manera graciosa las desventuras protagonizadas por la moza, provocando una falta de empatía con el retrato caricaturesco y por consiguiente, su escaso acompañamiento emocional.

Sin embargo, la película, dentro de la modorra general, contiene algunos momentos propicios a la risotada y la suficiente y ágil interacción del conocido tercero protagonista, hechos que la redimen en parte de sus insuficiencias. Por lo demás, “Bridget Jones: Sobreviviré” es un título olvidable con poco que ofrecer más allá de redundancias poco trabajadas.

Fichas en AlohaCriticón

Renée Zellweger
Colin Firth
Hugh Grant
Jim Broadbent
Jacinda Barrett


La segunda entrega de nuestra ya conocida amiga Bridget Jones, es un vuelco a la historia original, pues el magnifico producto cinematográfico “El diario de Bridget Jones” deja un sabor agridulce de lo que son las vivencias de una joven de treinta años, cuyas mayoritarias pasiones y anhelos habían sido negadas por la cruel realidad, englobando una vida de constantes cambios de humor, fantasías que daban una solución o razón por la cual soportar otro día de su larga vida, sentimientos de angustia y una irreverente forma de contraponerse a su existencia.

Manifestaba un humor fresco y la maliciosa acción de reírse de la desgracia del personaje, forjando que el espectador pudiese pasar una estadía cómoda al ver un filme cuyos defectos adornaban la pantalla y lo hacían ver mejor, pues se elevaba sobre aquellos típicos tropezones que sufre el protagonista, emanado una obra fresca y sencilla que lograba acaparar la atención del público femenino como masculino y dejar satisfecho a la mayoría de este público.

Ahora nos topamos con “Bridget Jones: Sobreviviré”, titulo cinematográfico que pierde la pista de su predecesora, al crear un personaje totalmente diferente al anterior, pues mientras en la primera entrega podíamos apreciar un humor malicioso y mordaz, cuya finalidad era que el espectador se entretuviera con las constantes desgracias y sufrimientos del estelar, en esta segunda entrega vemos una sentido del humor de lo más vacuo, poco original y carente de agilidad o encanto, pues en este caso podemos ver a una Bridget Jones completamente irracional, tonta y hasta cierto punto agonizante, esta no es la Bridget Jones que conocimos en la entrega del año 2001, esta es una Bridget Jones totalmente diferente, la cual se preocupa más por como se ve su cabello, transformándola en una muñeca simplona, que no proyecta esa gama de sentimientos que vimos en la primera entrega, es como si le hubieran succionado el cerebro y dejado la cáscara; que debo de admitir que en constantes ocasiones provoca risotadas contundentes, pero en su gran mayoría las situaciones cómicas están sacadas del repertorio de lo trivial, pues ya no vemos esa desesperación de tener una vida feliz o satisfacción prominente de algo efímero o constante, sólo vemos un ataque de celos y desconfianza que llevan a que termine peor de lo que estaba, ¿cómo un producto bien elaborado pudo ser destrozado de tal forma?, podemos remitirnos a los actores y darnos cuenta que no son totalmente culpables, pues aunque a Renée Zellweger se la da la comedia de forma magistral, debo señalar que en esta ocasión dejó que se le pasara la mano a la directora, pues hizo de ella un bufón que lograba gestos nunca antes vistos en su carrera como actriz, secundada por un Hugh Grant que no logra provocar un aspecto cómico lo suficientemente creíble, recayendo esta vez en lo trillado e innecesario, con un carácter y situaciones idénticas a las anteriores, terminando con Colin Firth demasiado seco y amuermado, en esta ocasión no es sobrio o conservado, es poco ágil y logra que el filme se vea atascado con sus constantes apariciones, así que aunque realmente los actores han fallado, nos remitiremos en la jerarquía del cine, los guionistas y el director, los cuales carecieron de talento e inspiración, pues nos damos cuenta que la directora Beeban Kidron a descompuesto al personaje y concepto de Bridget Jones, que con tanto dinamismo Sharon Maguire había contorneado y fijado, desgraciadamente los guionistas (los cuales escribieron el guión para ambos filmes, incluida la misma autora Helen Fielding) no le pusieron meollo y ya vemos el resultado de este carente esfuerzo, tomando en cuenta de que esta obra fílmica al igual que su predecesor, está inspirada en la segunda entrega literaria de las aventuras de esta joven de treinta años, y es necesario mencionar que no logró tal fama y aceptación por el público, como la anterior, obviamente a pasado lo mismo con el filme, pues la esencia, la agilidad, comicidad, inteligencia, frescura y encanto se han perdido en su mayoría.

Lucio Avila

Fichas en AlohaCriticón

Renée Zellweger
Colin Firth
Hugh Grant
Jim Broadbent
Jacinda Barrett


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:35    Promedio:3.8/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies