• Por AlohaCriticón

CARMEN (2003)

Director: Vicente Aranda

Intérpretes: Paz Vega, Leonardo Sbaraglia, María Botto, Antonio Dechent.

Prosper Merimée (Jay Benedict) es testigo de una historia llena de pasión y celos. Carmen (Paz Vega) es una mujer hermosa llena de erotismo que arrastrará por el camino de la perdición a José (Leonardo Sbaraglia), sargento del ejército español que terminará siendo atrapado por los encantos de Carmen.

La dependencia que se crea en la relación transformará la vida de José, introduciéndolo en una peligrosa vorágine de celos e ímpetu sentimental.

¿Había alguna necesidad de filmar de nuevo una de las historias más manidas en la historia del cine como es el “Carmen” del literato francés Prosper Merimée? ¿Interesaría a alguien al margen de ser publicitada hasta la saciedad? La hiperpromoción ha hecho su efecto y por eso, agarraditos de la mano y como hombres y mujeres de buena voluntad, corramos todos a verla.

Después de nombres como Ernst Lubitch, Cecil B. DeMille, Otto Preminger, Francesco Rosi o Carlos Saura, llega Vicente Aranda, tras la mediocre “Juana la loca”, con la intención de explotar el desgarro emocional que emana del encuentro entre la sensual y pérfida cigarrera gitana Carmen y Don José, el militar dominado por la pasión fatal.Si la óptica otorgada a este ardiente relato (convertido en glacial en manos de Aranda) contase con un mínimo de originalidad, otorgando por algún recoveco de cierta singularidad a la trama y caracteres, si la perspectiva psicológica de esos caracteres fuese más allá de lo obvio (lo casi único) en su director, que es recalcar las pautas más eróticas del personaje, a lo mejor se podría ahuyentar el sopor y la apatía general que destila este film cuya correcta ambientación es lo único salvable, si ella no fuese exigible con el alto presupuesto manejado.

Los intérpretes no destacan en demasía, resultan impávidos como toda la película, y Paz Vega lo único que hace es mostrar su cuerpo en todo su esplendor.

Enlaces

Paz Vega

Leonardo Sbaraglia

José Lizarrabengoa (Leonardo Sbaraglia) es un joven navarro, sargento de la

guardia y de profundas convicciones religiosas. Todo su equilibrio se vendrá

abajo cuando conozca a Carmen (Paz Vega), una cigarrera sevillana, de la que

se enamorará y que hará que José lastre su existencia por seguirla en sus

caprichos. Toda la historia entre ambos le será narrada por José a Próspero

Merimée (Jay Benedict), un escritor francés de viaje por Andalucía.

Tras el éxito obtenido con “Juana la Loca”, el veterano realizador Vicente

Aranda vuelve a realizar una película de época, cambiando el hecho histórico

por un mito creado en la literatura y más popularizado por la ópera que el

también galo Bizet creó basándose en la novela de Merimée, aunque se dice

que está inspirada en un hecho real, tal como se nos muestra en el film.

Aranda es un irregular realizador que a lo largo de su carrera se ha

mostrado capaz de lo mejor (“Amantes,”Celos”) y de lo peor (“La pasión

turca”, “La mirada del otro”). Con esta “Carmen” se queda a medio camino de

ambas calificaciones, aunque tirando más a la segunda.

No se le puede reprochar en absoluto la perfección técnica de la película,

con una fotografía, música, dirección artística y vestuario excelentes, en

los que queda muy bien reflejado el alto presupuesto de la cinta. Lo malo es

que en un drama, por muy buena factura que tenga, si no consigue transmitir

otra cosa que frialdad, la cosa falla.

Pese al torrente de sentimientos que se dan cita en la historia, como amor,

pasión, celos o venganza, al espectador siempre le queda la sensación de que

no acaba de interesarle lo que hay en pantalla, llegando en ocasiones a

darle igual lo que suceda con José, Carmen y compañía (toda una serie de

bandoleros que hacen pensar que en cualquier momento aparecerá Curro Jiménez

y El Algarrobo)

Es posible que esa frialdad venga dada por Aranda, o quizás por las

interpretaciones de sus protagonistas: Paz Vega está bien, pero no acaba de

echarse el peso dramático del film sobre los hombros ante la sosería de su

“partenaire”, como hiciera mucho mejor Pilar López de Ayala en “Juana la

Loca”. Leonardo Sbaraglia consigue disimular su acento argentino para el

papel de José, pero no consigue estar a la altura que su personaje le

exigía, limitando su turbación interna a una mirada circunspecta que muestra

repetidamente, de manera que no consigue que el público se identifique con

él y sus despechos.

Sin embargo hay que destacar la efectiva labor de algunos secundarios como

Antonio Dechent, El Tuerto, o Joan Crosas como Dancaire, dos bandoleros

compañeros de correrías de Carmen y José. Ambos consiguen aportar algo de

peso dramático al asunto. Y es que como ya digo, la parte dramática es la

más fallona, tan sólo en la escena final en la catedral se logran esas

emociones sugeridas antes, pero nunca palpitantes de verdad. También es

destacable la parte inicial con la secuencia que acontece en la fábrica de

tabacos en la que el espectador entra en situación y observa que no se van

a ver precisamente unos amores de gente de posición muy elevada a lo largo

del film. Así pues, una película que cuenta con un argumento interesante,

que podía haber dado para bastante más, pero al que Aranda no ha sabido

extraerle el jugo. Correcta tan sólo. Por cierto, como anéctdota hay que

señalar que en algún momento del film Carmen y José se comunican en euskera,

algo que provocó sonrisas en la platea, supongo que debería explicarse como

ha llegado Carmen a hablar este idioma, pero es otra cosa que se obvia. A

los de las risas les diría que el euskera no se inventó con el Estado de las

Autonomías, por si no les parece de la época.

David García

Enlaces

Paz Vega

Leonardo Sbaraglia

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:52    Promedio:3.8/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.