• Por AlohaCriticón

CIUDAD SIN LEY (2005)

Dirección: David J. Burke.

Intérpretes: Morgan Freeman, Kevin Spacey, Justin Timberlake, LL Cool J.

En Edison, ciudad reinada por la inmoralidad y la falta de escrúpulos, un

joven periodista (Justin Timberlake) obsesionado por ganar un Pulitzer,

junto con la ayuda de un policía jubilado (Morgan Freeman), tratará de sacar

a la luz un oscuro episodio de violencia y corrupción en un caso de

asesinato en los que se ven envueltos dos integrantes de la unidad de

policía de élite FRAT (Táctica y asalto en primera respuesta).

Con 37 millones de dólares de presupuesto a sus espaldas, llega la primera

película del ex – periodista y guionista de series televisivas David J.

Burke, quien llevaba más de veinte años escribiendo sobre políticos,

policías y corrupción, hasta que dio con un guión lo suficientemente

atractivo como para ser el esqueleto de una película de acción. – El guión,

casi siempre prosaico, taxativo y en exceso lacónico, es uno de los varios

puntos débiles con los que cuenta la película- .

Edison, título original de la cinta, – de nuevo hay que “felicitar” al

abnegado traductor- es una película típica de acción, con unos personajes

caricaturizados hasta el paroxismo; unas totalmente innecesarias escenas de

acción – por lo extremas y poco ajustadas al conjunto del guión-, unas

actuaciones más que olvidables y en general una amalgama de secuencias

bastante mal empastadas.

Una historia – de entrada interesante- manejada desde un estilo populista

que la ha transformado en un clon de tantas otras, que poco aporta al

panorama cinematográfico actual.

Mención a parte merecen las – en muchas ocasiones- patéticas

interpretaciones de aquellos a quienes se les suponen tablas necesarias como

para salir airosos de infantiles guiones.

Comencemos por Dylan McDermott un

policía del ” universo Disney” – malo, malísimo- que parece una poco

creíble parodia de la antítesis del policía americano. Morgan Freeman en su

papel de viejo consejero no esta en absoluto creíble, al igual que su

compañero de fatigas Kevin Spacey, tan alejado de la acción, que parece no

formar parte de ella. Pero, sin lugar a dudas – y obviando por completo la

“actuación” de Justin Timberlake, mucho más adecuado con los simplones pasos

de baile de su grupo musical para adolescentes histéricas- , la peor

interpretación de la película es para Ll Cool J, Victor Mature del Siglo

XXI, a quien parece que le han secado el gesto con laca y su único trabajo

es el de mantenerlo durante 92 minutos.

Demasiado efectismo pretendido para los resultados reales que provoca esta

película insustancial en el espectador. La primera incursión en el cine de

Burke no llega, ni de lejos, al aprobado.

Cristina Gómez

Enlaces

Morgan Freeman

Kevin Spacey

Justin Timberlake

Dylan McDermott

Piper Perabo


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:12    Promedio:3.3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies