• Por AlohaCriticón

CRIMINAL Y DECENTE (2000)

Director: Thaddeus O’Sullivan.

Intérpretes: Kevin Spacey, Linda Fiorentino, Peter Mullan, Stephen Dillane.

La “heroica” vida gangsteril de caco del irlandés Martin Cahill ya diera sus frutos en una estimable película reciente dirigida por John Boorman denominada “The General” (1998). En esta ocasión el magnífico Kevin Spacey (un intérprete que mide y utiliza cuidadosamente todos sus gestos) toma el relevo a Brendan Gleeson en un film un poco desacertado que nada va a aportar a la carrera cinematográfica del oscarizado actor.

Michael Lynch (Spacey), un dublinés bígamo (mantiene relaciones con dos hermanas que éstas sin ningún tipo de explicación aceptan a las mil maravillas) con gran afición a cubrirse el rostro y a destapar el culo en público es el líder de una banda de delincuentes que se dedican preferentemente a saquear bancos y demás establecimientos con dinero fresco para subsistir económicamenta además de cobrar religiosamente el paro que a final de mes el Estado les otorga (hasta nueva orden). Los asaltos a las entidades financieras, oficinas estatales de empleo o pinacotecas los realizan con suma tranquilidad, rapidez y facilidad ya que en esta cinta los policías irlandeses parecen (exageradamente) alelados soberanamente bobos e incompetentes.

Y con esos agentes (cuyo jefe es el más zoquete) son con quien se plantea el juego casi vital que mantiene el “criminal decente” desde su más joven fase de “okupa”, el enfrentarse a retos difíciles en los que esté implicado el control y la seguridad del Estado, jugándoselas continuamente con hazañas delictivas cada vez más difíciles. Este juego del gato y el ratón está concretado en el robo de una importante obra del gran pintor tenebrista italiano Caravaggio, cuyo trabajo se está exhibiendo en la ciudad de Dublín (el saqueo de las pinturas es increíble por su comodidad de ejecución).

Las diferentes situaciones que se establecen en el planeo y robo del cuadro y en la persecución e investigación policial son los puntos centrales de un film en el que falla bastante la propia historia ya que lo único que va apareciendo ante nuestros ojos son una relación del proceder de Lynch con muy poca profundización en otros aspectos humanos y sociales del personaje (a pesar de las inanes charlas con sus hijos). Una serie de apuntes delictivos narrados con efectivo ritmo mediante flashback y sobre todo flashforwards encajan bastante correctamente en una película que no deja de ser en muchos momentos distante y desangelada y en la que destaca básicamente la interpretación de Spacey. La parte femenina del film, entre la que se encuentra Linda Fiorentino no pinta absolutamente nada, son personajes sin vida, expuestos únicamente para mostrar el extraño menage a trois que mantienen con el protagonista.

“Criminal y decente”, una caper movie de las muchas vistas con bastante acción, algo de humor y escaso amor para un film aunque no calamitoso, ciertamente prescindible y poco sorpresivo (aunque lo pretenda).

Enlaces

Kevin Spacey

Colin Farrell

Christoph Waltz


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:19    Promedio:3.2/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies