• Por Antonio Méndez


Dirección: Marc Forster.
Intérpretes: Johnny Depp, Kate Winslet, Dustin Hoffman, Radha Mitchell.

Cuando está paseando por los jardines de Kensington, el dramaturgo escocés James M. Barrie (Johnny Depp) encuentra a la familia Llewelyn Davies, compuesta por una mujer llamada Sylvia (Kate Winslet) y sus cuatro hijos. Su amistad con la familia inspirará a Barrie la creación de su famosa obra “Peter Pan”, recibida con recelo por su productor Charles Frohman (Dustin Hoffman).

Marc Forster, el director de “Monster’s Ball”, fue el autor “Descubriendo nunca jamás”, fabulación melodramática sobre la vida de James M. Barrie, el creador literario de Peter Pan. Para ello adapta, con la ayuda del guionista David Magee, la obra teatral “The man who was Peter Pan”, escrita por Allan Knee.

La película, correctamente ambientada en la Inglaterra eduardiana de comienzos del siglo XX, gracias a un estimable trabajo de Roberto Schaefer y Gemma Jackson, y desarrollada con una atmósfera agridulce, parte de una crisis profesional y personal de su protagonista central, quien termina hallando su musa literaria e inspiración creativa en la compañía de una familia significada por la adversidad. El encuentro, que exprime la imaginación compartida y la inocencia infantil antes de su pérdida en el mundo encorsetado de los adultos, sirve al autor escocés para crear su citada obra magna: Peter Pan.

El film, sencillo en su fundamento de ubicarse en el contexto de la creación literaria y las relaciones singulares de tipo liberador y evasivo, presenta un balance refinado entre realidad y fantasía, con un estilo lírico y sensible, una perspectiva, para bien y para mal, a lo Disney y/o Ron Howard, y un aceptable manejo de tono y emociones, quizá en ocasiones un tanto manipulador en su afán melodramático.

La narración es arrítmica y la historia se desinfla con un desarrollo lacrimógeno y lánguido. También, en su dejadez social y escapatoria emocional, en la manifestación fantasiosa de la creación literaria, en resaltar el poder de la imaginación para sobrellevar los momentos agrios, puede que Forster y Magee hilvanen bien la historia, pero no terminan de escarbar y completar la psicología sentimental a nivel terrenal de Barrie.

Lo que sí parece poseer Marc Forster, como ya demostrara con sus películas anteriores, es una destacada capacidad para la dirección de intérpretes. El reparto está plagado de nombres conocidos, con un Johnny Depp perfecto y hasta sorprendente al realizar una contenida y sutil interpretación, algo poco usual en sus trabajos previos. Entre los desconocidos se halla el plantel de actores infantes que hacen su tarea de manera más que satisfactoria, en especial Freddie Highmore (“Dos hermanos”).

Fichas en AlohaCriticón

Johnny Depp
Kate Winslet
Dustin Hoffman
Radha Mitchell
Julie Christie


La etapa de ser niño es aquella en la cual se pueden cometer un sinfín de errores y nadie puede reprochártelos, sólo corregírtelos, es un momento de suma importancia en la vida del hombre, en el cual se debe crecer y llegar a la etapa conflictiva de la juventud; pero, ¿Por qué quedarse en la etapa de la niñez?, si se dice que los comienzos son abrumadores y los finales terribles, lo que cuenta se encuentra en medio.

Al parecer al autor escocés James M. Barrie, no pensaba en esto al escribir una obra cuyo protagonista era un niño que no quería crecer, quería ser niño por siempre, pero, sin desligarnos de la historia, es necesario hacernos la pregunta, ¿de dónde se inspiró James M. Barrie para poder crear este sublime personaje?, pues a partir de esto emergió una historia lo suficientemente mágica como para trascender a través del tiempo.

Es precisamente en esto se basa una película cuya sencillez es magnifica, que a pesar de tener ciertos escenarios bizarros y llenos de magia la trama no se ve opacada por ello y mucho menos las rutilantes actuaciones de Johnny Depp y Kate Winslet, seguido por un guión aceptable y congruente, que expresa más allá de la percepción misma de una persona normal, acogido por una excelente montaje de lo que fue los inicios del siglo XX y una despampanante imaginación.

El problema de este filme es que no te llega a llenar y describir en concreto aquel “País de nunca jamás”, pues aunque se siente esa brisa de mágia, en ningún momento te llega a deleitar de la forma tan sublime como la misma obra de Peter Pan, auque hay que recordar que lo que apreciamos en el filme es la historia de cómo se hizo Peter Pan, más no la historia de Peter Pan, reduciendo el tratado de personajes a un nivel minúsculo, tratando en esencia a su personaje principal, el cual, sino hubiera sido interpretado por Johnny Depp no hubiera atraído al publico necesario, como si fuera una treta que Marc Forster nos juega para poder ir a sentarnos a una sala de cine y poder apreciar esta obra de arte, la cual no es muy destacable por su contenido dramático o emocional, pues todos esas emociones caóticas, románticas, dramáticas, se quedan en un aspecto muy superficial, sin poder provocar una empatía mayor con los personajes, sin crear una cautivación extrema que necesita este tipo de filme para triunfar, y en este caso ganar el “Oscar” a mejor película del año, pues se ve superada mayoritariamente por el filme “Million Dollar Baby”, el cual logra impactar al espectador con su cambio de trama, posiblemente esperado, mientras que “Descubriendo nunca jamás”, sostiene un tempo muy pausado, que no aburre, pero no impacta, recayendo en una trama y sólo una trama principal, la del escritor y su inspiración, mientras que aquellas subtramas que acompañan al la historia van perdiendo importancia o nunca la tuvieron, tal es el caso de Sylvia, viuda, con una madre que inspiró la creación del capitán Garfio y por si fuera poco, está enferma, o la abuela, contundente en su posición opresora y el típico chismorreo social que hasta hoy en día sufrimos las consecuencias de aquellos comentarios que proponen indisponernos unos con otros socialmente, enfocando gran parte de la problemática en el “que dirán”, englobando una gran importancia hacia el publico y la sociedad en general, logrando una obra cinematográfica cautivadora pero no trascendente o impactante como debiera haber sido esta magnifica historia, no digo que esté mal hecha, pero pudo haber estado mejor; lo que es irreprochable es que Johnny Depp se lució, mientras que Kate Winslet demostró una buena actuación, pero no una muy destacable. Además, para aquellos que sepan disfrutar una obra fílmica con un tempo pausado y cautivador disfrutarán de este último material ofrecido por Marc Forster, y si no, ¿pues que le podemos hacer?.

Lucio Ávila

Fichas en AlohaCriticón

Johnny Depp
Kate Winslet
Dustin Hoffman
Radha Mitchell
Julie Christie


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:59    Promedio:4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies