• Por AlohaCriticón

EL ENVIADO (2004)

Director: Nick Hamm.

Intérpretes: Robert de Niro, Greg Kinnear, Rebecca Romijn-Stamos, Cameron Bright.

Paul (Greg Kinnear) y Jessie Duncan (Rebecca Romijn-Stamos) forman una feliz pareja con un hijo de ocho años llamado Adam (Cameron Bright). Su dicha será truncada cuando su amado hijo fallezca a causa de un trágico accidente.

La aparición del misterioso doctor Richard Wells supondrá un hálito de esperanza para el matrimonio cuando les informe de la posibilidad de clonar a Adam.

Había una vez en la pantalla un espléndido actor llamado Robert De Niro que a partir de mediados de los años 70 no cesaba de aparecer en obras maestras, en los 80 protagonizaba una buena serie de títulos memorables con algún que otro fiasco y en los 90 su carismático rostro se mostraba en bastantes filmes vulgares y alguna película destacable. En el siglo XXI y con alguna excepción como “Una terapia peligrosa”, esta involución proseguía con su intervención en mediocridades de escasa categoría cinematográfica. Otro bodrio para el lote es este “El enviado”.

“El enviado” (Godsend en su título original) es el tradicional thriller con niño (al estilo de “La Profecía”, “El sexto sentido” y sobre todo “La mala semilla” de Mervyn LeRoy), la representación e inversión de la inocencia en conexión con su rol común, adornado con un tema contextual como la clonación, un asunto visto de manera crítica en base al también clásico tema del experimento fallido.

Para desplegar la trama se sirven de personajes de segunda fila, en especial el interpretado por un poco convincente De Niro (¿o sería su clon?), una debilidad interpretativa achacable no solamente al actor neoyorquino, que ha probado en incontables ocasiones su valía como gran intérprete, sino también a su director, el británico Nick Hamm, quien mucho tiene que cambiar para destacar en el arte fílmico.

El desarrollo presenta un pobre manejo de un ritmo carente de tensión, cuyo reciclaje de atmósferas y situaciones de nula excavación psicológica resultan poco efectivas en su intrascendente perspectiva sobre la controversia sobre la clonación y bastante insípidas en un conjunto que va decayendo en su interés con el paso de los minutos, provocando más momentos de hilaridad que de suspense en su desprecio por el miramiento científico y el acomodo a las pautas más previsibles del peor cine de terror.

Enlaces

Robert de Niro

Greg Kinnear

Rebecca Romijn-Stamos


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:16    Promedio:3.1/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.