• Por AlohaCriticón

EL FINAL DE LA CUENTA ATRÁS (1980)

Dirección: Don Taylor.

Intérpretes: Kirk Douglas, Martin Sheen, Katharine Ross, James Fiorentino.

En 1980 el portaaviones U.S.S. Nimitz sale de Pearl Harbour en una misión rutinaria llevando a bordo a Warren Lasky (Martin Sheen), un analista de sistemas que pretende evaluar la capacidad del buque.

Situado a 200 millas de su punto de origen el Nimitz resulta atrapado por una misteriosa tormenta que les hará retroceder en el tiempo hasta el día 6 de Diciembre de 1941, víspera del ataque de la flota japonesa a Pearl Harbor.

El capitán del Nimitz, Mattew Yelland (Kirk Douglas), tiene la difícil decisión de evitar el ataque haciendo uso de la impresionante capacidad ofensiva que representa su nave en esa época para repelerlo, o sin embargo permitir que este se produzca sin intervenir en él y ser testigos del transcurso de la historia.

Atención: Contiene SpoilerInteresante película acerca de un acontecimiento que cambió para siempre el curso de la historía de los Estados Unidos como fue el ataque japonés a la base aeronaval de Pearl Harbor el 7 de Diciembre de 1941 y su posterior intervención durante la Segunda Guerra Mundial basada en un guión escrito por Thomas Hunter, Peter Powell, David Ambrose y Gerry Davis.

La trama plantea desde el contexto de ciencia-ficción de un viaje en el tiempo hacia el pasado y de la posibilidad de que un moderno portaaviones nuclear con plena capacidad ofensiva y tecnológica (involuntariamente desplazado de su época real) sea empleado contra la numerosa flota japonesa antes de que ésta lance su ataque por sorpresa bombardeando Pearl Harbor, contando con la garantía y la seguridad de poder rechazarlo a riesgo de crear una paradoja temporal que cambie por completo el curso de la historia que han conocido y vivido hasta ahora.

El comienzo resulta estupendo con la presentación del protagonista Warren Lasky (Martin Sheen) dirigiéndose al portaaviones y recibiendo la visita del misterioso Sr. Tideman, el hombre que diseño el portaaviones, y el impresionante final depara momentos dramáticos cuando Lasky descubre que Tideman es en realidad el comandante Ricard T. Owens.

Este giro es sin duda uno de los aciertos que tiene el filme a lo largo de su metraje, sin olvidar el trabajo de todo el reparto de actores y la música compuesta por John Scott.

Película en suma muy recomendable para las personas interesadas en los grandes hechos históricos del siglo XX y a los aficionados a la aviación naval.Rostov

Enlaces

Kirk Douglas


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:46    Promedio:4.3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies