• Por AlohaCriticón

el hombre que sabia demasiado movie poster review cartel the man who knew too much
Dirección: Alfred Hitchcock.
Intérpretes: James Stewart, Doris Day, Bernard Miles, Brenda de Banzie.

Película basada en un relato de Charles Bennett y D. B. Wyndham-Lewis. Con guión de John Michael Hayes (“La Ventana Indiscreta”, “Atrapa A Un Ladrón”).

Sinopsis

El doctor Ben MacKenna (James Stewart) y su esposa Jo (Doris Day) viajan con su hijo de vacaciones hasta Marruecos, en donde conocen a un extraño hombre de negocios francés y a un matrimonio británico. Un día de visita a un mercado le confieren un secreto sobre la perpetración de un atentado político. Momentos más tarde su pequeño es secuestrado amenazándoles con la muerte si desvelan la confidencia a la policía.

Crítica

doris-day-el-hombre-que-sabia-demasiadoSubestimada película de Alfred Hitchcock. Posee sus habituales virtudes narrativas que impregnan a la trama de un elevado sentido de intriga y notables pinceladas de humor.

La dirección de actores proporciona una sensacional interpretación de James Stewart, quien aporta diferentes matices psicológicos a su personaje en una obra global (la de Hitchcock) en la que siempre fueron más importantes las situaciones (y sus conexiones individuo-sociedad-poder de reminiscencias kafkianas) que los mismos caracteres que las componen.

“El Hombre Que Sabía Demasiado” es un remake de un antiguo film dirigido por el propio Alfred Hitchcock que protagonizaron en los años 30 Peter Lorre, Leslie Banks y Edna Best. En su trama recupera el recurrente tema de su autor sobre el hombre corriente envuelto en ambientes peligrosos.

Este enredado asunto, expuesto de forma magistral, especialmente cuando la acción transcurre en Marruecos (de forma plácida y con dosis importantes de comicidad) y en gran parte de Londres (con un mayor énfasis en la intriga y el suspense ejemplificada en secuencias geniales con los taxidermistas -su llegada al local sobre todo- y en el interior de la iglesia) pierde fuerza justo cuando tenía que ganarla, en el famoso y mal ensalzado punto climático del Royal Albert Hall, culminando posteriormente en un final demasiado convencional, todo lo contrario que los proyectos llevados a cabo por el querido maestro.

Datos melómanos: la conocida melodía “Que será, será”, escrita por Jay Livingston y Ray Evans, se llevó el Oscar a la mejor canción, y el director de orquesta que aparece en el Albert Hall es el mismísimo y genial Bernard Herrmann.

Fichas en AlohaCriticón

Alfred Hitchcock
James Stewart
Doris Day
Carolyn Jones



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies