• Por Antonio Méndez

EL MENSAJERO DEL MIEDO (2004)

Director: Jonathan Demme.

Intérpretes: Denzel Washington, Liev Schreiber, Meryl Streep, Jon Voight.

Ben Marco (Denzel Washington) y Raymond Shaw (Liev Schreiber) sirvieron en la misma compañía durante la Operación Tormenta del Desierto, llevada a cabo en la Guerra del Golfo de 1991.

Diez años después, Shaw, quien sobresalió en el conflicto por su heroismo, es un político de éxito a punto de ser elegido vicepresidente de los Estados Unidos, que cuenta con el firme apoyo de su madre, la senadora Eleanor Shaw (Meryl Streep). Por su parte Marco comienza a tener pesadillas relacionadas con su pasado bélico y un extraño suceso acontecido en el mismo.

Después de “La verdad sobre Charlie”, remake de “Charada”, Jonathan Demme volvió, con mayor fortuna pero poca originalidad, a rehacer un título estrenado en los años 60, en esta ocasión se trata de “El mensajero del miedo”, thriller rodado por el especialista en el género John Frankenheimer que adaptaba un best-seller escrito por Richard Condon.

Demme es un autor aprovechable en ocasiones que detenta la suficiente habilidad como director de intérpretes para obtener competentes actuaciones de sus actores y actrices profundizando, cuando así el guión lo permite, en sus sensibilidades. También posee cierta destreza visual, siempre armonizada por Tak Fujimoto, para indagar con imágenes en el proceso emocional que afecta a sus caracteres principales atrapados en situaciones tensas y obsesivas, como es el caso de Denzel Washington en este aceptable film, un título de intriga política que actualiza sus premisas en un contexto bien diferente a la guerra fría de Frankenheimer.

Este nuevo “El mensajero del miedo” funciona en parte, al margen del buen hacer de Jonathan Demme detrás de la cámara, por la autoridad interpretativa de Washington, Liev Schreiber y Meryl Streep, quien representa aceptablemente un papel que había interpretado con maestría de forma previa Angela Lansbury en el título original.

Es salvable también el trabajo del guión de Dean Georgaris y Daniel Pyne que, aunque no evita algunas oquedades y gratuidades que podían eliminarse, bucea con perseverancia en la psique y metodología de unos personajes enredados en cuitas sociopolíticas y en los asuntos que las rodean: ansias de poder, conspiraciones varias, intereses corporativos, manipulación… desde un clima paranoico y una tenue perspectiva sardónica en los comentarios propuestos.

No obstante, y aunque que la película no aburra demasiado en sus trillados mensajes y personajes típicos-tópicos, el film de John Frankenheimer, con una urgente atmósfera excelentemente retratada en blanco y negro, contiene mayor fuerza, textura y dimensión a pesar de la monomanía comunista de la época que este apañado remake, cuyo intento obsesivo de crear un clima perturbador hace menguar sus posibilidades en otros aspectos, como una mayor incidencia en la sátira. Aunque bueno, para eso ya tenemos al “amigo” Michael Moore.

Fichas en AlohaCriticón

Jonathan Demme
Denzel Washington
Liev Schreiber
Meryl Streep
Jon Voight
Bruno Ganz
Vera Farmiga


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:26    Promedio:3.6/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies