• Por AlohaCriticón

harry potter y la orden del fenix cartel poster pelicula movie
Dirección: David Yates.
Intérpretes: Daniel Radcliffe, Ralph Fiennes, Imelda Staunton, Helena Bonham Carter.


Harry Potter (Daniel Radcliffe) inicia su quinto año en la Escuela de Magia de Hogwarts, un lugar que pone en duda el pasado encuentro entre Harry y Lord Voldemort (Ralph Fiennes), y que cuenta con una nueva maestra, la profesora Dolores Umbridge (Imelda Staunton), quien no enseña a sus alumnos a defenderse contra las artes oscuras. Esta carencia será solventada por el Ejército de Dumbledore, una organización secreta de estudiantes liderada por Harry que instruye a los escolares para combatir el mal y sus oscuros procederes.

Resulta difícil describir brevemente, así como de manera fiel, el impacto que esta grata película imprime en el espectador. Esta quinta entrega no sólo es una satisfactoria adaptación, sino también una producción llena de magia.

Hace no mucho tiempo el nombre de Harry Potter era escasamente conocido, convertido en sus orígenes en un delicioso disfrute para un público más bien reducido que gozaba de un libro cuya acción transportaba al lector a un mundo inteligente, creativo, entusiasta, un universo que atrapaba los sentidos. Sin embargo, el nombre de la obra literaria solía ser ignorado en aquellos tiempos donde no se sabía ni que era una snitch. Tras llevarse a la gran pantalla, “Harry Potter y la piedra filosofal” dejó de ser reducto minoriaria y se dio inicio al culto popular a la serie creada por J. K. Rowling.

Después de algunos años la leyenda sigue en pie, mejorando su estructura a cada paso, en especial con la quinta entrega que relata las aventuras del joven mago cuyo destino había sido mellado anteriormente. El británico David Yates, con una carrera dedicada al entretenimiento televisivo y poco experimentado en el séptimo arte, sorprende al adaptar el libro más extenso escrito por J.K. Rowling al convertirlo de forma paradójica (y hasta el momento) en la cinta cinematográfica de menor duración de la saga.

La película opta por una perspectiva tenuemente ensombrecida, triste e inclusive un poco melancólica (sin mencionar sufrida), y cumple las demandas del libro, optando una estética preciosista, opacada ocasionalmente por algunos efectos especiales, así como apasionadamente realzada por otros tantos, creando un espectáculo tan inteligente como fantástico.

El guionista Michael Goldenberg desplaza hábilmente a Steve Kloves (aunque se dice que éste dejó el puesto libre de forma voluntaria) para entusiasmar a su público y adaptar fielmente la obra de la escritora británica. El libreto, con sus variantes y algunas escenas fuera de tono, se extiende y al mismo tiempo condensa los eventos más relevantes de la obra, otorgándoles una hilaridad sorprendentemente refrescante, retratando de manera adecuada a unos personajes, así como perjudicando a otros, y por ende a actores que se dedican a realizar meramente cameos.

A pesar de ello, los actores por su parte dan lo mejor de sí. Michael Gambon se encuentra más controlado (aunque siguen vistiéndole con pijamas), Emma Watson sobreactúa menos, Rupert Grin se apega fielmente a su papel sin realmente brillar (es cuestión de verlo caracterizar a otro personaje), mientras que Daniel Radcliffe aporta al protagonista principal del manido sufrimiento supuestamente juvenil. También se puede apreciar una vez más a actores de la talla de Gary Oldman (nos alegra verlo más en pantalla), Maggie Smith (nunca desdeñable), Alan Rickman (sobriamente deleitable), Emma Thompson (magnífica), Jason Isaacs (gozando de una prioridad poco permitida en este tipo de cintas) o Ralph Fiennes (estupendo, aunque con el maquillaje y los arreglos faciales sigue pareciendo el paciente ingles).

Incorporándose al elenco, que aunque plagado de nombres importantes, algunos de ellos están un tanto desaprovechados, podemos disfrutar con la actriz Imelda Staunton, quien ya había sorprendido con su actuación en la película “El secreto de Vera Drake”. Ahora se arriesga a ser odiada y lo logra, producto de una buena actuación que sorprende por su versatilidad, como también hace Helena Bonham Carter, desatando todo su espíritu burtoniano al dar vida de forma óptima el personaje de Bellatrix Lestrange.

Los aspectos técnicos son mágicos, las locaciones apabullantes, y los escenarios obsesivamente detallistas. Destaca un brillante trabajo de fotografía, con una dirección artística y vestuario de lujo, un montaje soberbio aunque un poco acelerado y estereotipado, propio de algunas adaptaciones literarias. Mientras que la banda sonora nos atrae con su diversidad, el compositor Nicholas Hooper agrada a los sentidos (o al menos a uno de ellos), y aunque se extrañan las composiciones del maestro John Williams, esta última banda sonora ayuda a una ansiosa ambientación.

Resalta indudablemente mejor al lado de su penosa antecesora, ya que aunque no avanza mucho en el trato psicológico a sus personajes, se asienta virtuosamente en los efectos especiales y las abundantes escenas de acción, manteniendo un pulso adecuado en más de dos horas de puro entretenimiento.

Lucio Rogelio Avila Moreno

Fichas en AlohaCriticón

Daniel Radcliffe
Emma Watson
Rupert Grint
Ralph Fiennes
Brendan Gleeson
Helena Bonham Carter
Gary Oldman
Alan Rickman
Emma Thompson
Maggie Smith
Robert Pattinson
Jason Isaacs


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:103    Promedio:3.9/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.