• Por AlohaCriticón

HEAT (1995)

Director: Michael Mann.

Intérpretes: Al Pacino, Robert de Niro, Val Kilmer, Jon Voight.

Un grupo de delincuentes profesionales liderados por un maestro del robo llamado Neil McCauley (Robert de Niro) se proponen efectuar un trabajo final que consiga apartarlos definitivamente del peligroso mundo de la delincuencia, eero un concienzudo y perfeccionista detective de policía, Vincent Hannah (Al Pacino), está decidido a seguir los pasos de la banda y atrapar a su mentor.

Posiblemente sea esta una de las cintas más interesantes en el panorama cinematográfico contemporáneo de los 90, y es que el realizador Michael Mann (Collateral, 2004) literalmente se luce en éste, un trabajo impecable de puesta en escena y ritmo narrativo, en donde se establece una original relación entre ladrón y policía, al margen de cualquier patrón impuesto en anteriores películas del mismo género. Los defectos, las miserias, los temores de los componentes de ambos bandos se ven sutilmente reflejados a través de los protagonistas y, desde el primero al último, ese reparto de lujo borda sus interpretaciones.

La escena del robo al banco con tiroteo en una calle de Los Ángeles es “la escena de acción más impactante de los últimos años” según reflejó el USA Today en sus páginas. Mientras la angustia de ese momento me embarga, soy capaz de discernir que, en realidad, esta no es una película de enfrentamientos entre buenos y malos, entre policías y ladrones al uso, sino entre dos formas de entender la supervivencia a uno y a otro lado de la ley. Los perseguidos no son una banda de asesinos, tienen sus principios ético-profesionales y, especialmente, una vida familiar que les aguarda. Mientras tanto, el perseguidor se halla sumido en una profunda crisis personal que no se merece y que acrecentará su ansia por imponerse frente a la deshonra y la indignidad.

Heat es, en definitiva, una de esas raras obras contamporáneas de calidad que se ven muy de vez en cuando en el prostituido panorama hollywoodiense y que merecen ser revisadas con regularidad. Como un clásico.

Filmada a continuación de otro gran trabajo, “El Último Mohicano” (1992), quizás sean estas dos las mejores incursiones de la breve filmografía de Mann en la gran pantalla, plasmando con gran maestría sus conocimientos adquiridos como guinista y productor ejecutivo de macro series de TV como “Starsky y Hutch” (1975) o “Corrupción en Miami” (1984).

Martin Robles

Neil McCauley (Robert de Niro), es un veterano ladrón especializado en robos

a gran escala, que planea dar un último e importante golpe a un banco de Los

Ángeles. Con lo que no cuenta es con la entrada en el caso del detective

Vincent Hannah (Al Pacino), un tenaz policía, dispuesto incluso a hipotecar

su vida privada para atrapar a su presa.

“Heat”, es para mi gusto, la primera gran película de Michael Mann, su

realizador. Mann había incurrido poco en cine hasta entonces, pese a iniciar

su carrera en los ochenta con películas como “Hunter”. En los noventa hizo

“El último mohicano”, ambiciosa pero inferior, y posteriormente vendría el

film que nos ocupa. A posteriori llegarían otras cintas no menos estupendas

como son “El dilema” o “Collateral” (exceptúo la irregular “Ali”, por no

llegar a la categoría de estas).

El gran acierto de esta película estriba en mi opinión en el cuidado

tratamiento que hace Mann de los personajes, creando seres de carne y hueso,

con sus problemas y cuitas personales, pese a ser hombres de acción, no

meras marionetas que se mueven por la pantallla sin más. Aunque nos hallemos

ante un thriller, no todo es explosones y pirotecnia. Mann se preocupa por

crear una historia fuerte y unos caracteres bien dibujados, al estilo de los

años 70, y algo que ha puesto en práctica en otras películas ya mencionadas.

Pese a que seamos testigos a lo largo de su metraje de algunas escenas

explosivas, como el vibrante asalto al banco o la persecución final, los

momentos más memorables creo que se hallan en su parte más intimista. El

primer encuentro en una cafetería entre Vincent y Neil representa claramente

el espíritu del film. Nos hallamos ante dos personas abnegadas y metódicas

en lo suyo, que se respetan, pero que no dudarán en matarse si uno se

interpone en el camino del otro. Otro exponente es el espléndido final en el

aeropuerto, con un emocionante último plano, que cala en el corazón de uno.

Aunque no todo son flores para Mann, pues se le puede reprochar cierta

dejadez en algunos asuntos de la cinta, como la subtrama de la hijastra de

Vincent (interpretada por una joven Natalie Portman), o la difícil relación

entre el compinche de Neil y su mujer, expuestas pero no muy explotadas.

Asimismo se podría haber cortado metraje en ciertas ocasiones, en

situaciones que poco aportan pero que pueden desvirtuar el resultado final.

De su ilustre reparto diremos que cumple con creces lo esperado, con un

duelo entre Pacino y de Niro que para mí acaba en tablas (se dice que nunca

llegaron a rodar juntos una sola escena, rumor alimentado por el hecho de

que nunca salgan frente a frente en el plano).

En definitiva, cine comercial de alto copete, con dos personajes obligados a

cumplir su cometido por ser fieles a sus principios (tema recurrente en el

cine de su autor), enfrentados hasta el fin, en clave de “western”. Muy

recomendable para los que no conozcan a Mann y quieran empaparse de su obra,

o para los que gusten de thrillers con más chicha que pirotecnia.

David García

Enlaces

Michael Mann

Al Pacino

Robert de Niro

Val Kilmer

Jon Voight

Ashley Judd

Natalie Portman

William Fichtner

Danny Trejo


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:201    Promedio:4.5/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies