• Por Antonio Méndez

iron man movie poster cartel pelicula
Dirección: Jon Favreau.
Intérpretes: Robert Downey Jr., Terrence Howard, Gwyneth Paltrow, Jeff Bridges.

Película basada en un personaje de cómic creado en los años 60 por Stan Lee, Jack Kirby, Larry Lieber y Don Heck. Con guión de Mark Fergus (“Hijos De Los Hombres”, “First Snow (La Primera Nevada”), Matt Holloway (“Punisher: War Zone”, “Shadow Of Fear”), Art Marcum (“Punisher: War Zone”, “Shadow Of Fear”) y Hawk Ostby (“Hijos De Los Hombres”, “First Snow (La Primera Nevada”).

Sinopsis

El millonario Tony Stark (Robert Downey Jr.), propietario de la mayor empresa de armas del mundo, cae prisionero de unos criminales liderados por Raza (Faran Tahir), quien le obliga a crear una poderosa arma. En vez de cumplir su petición, Stark produce una armadura de hierro y logra liberarse de sus captores. Poco después perfecciona su trabajo para luchar contra el mal como Iron Man.

Crítica

iron-man-foto-criticaOtro tebeo más de Marvel llevado al cine. Ahora le toca el turno a “El Hombre de Hierro”, que así es como se conocía en España cuando se editaban hace décadas en Vértice y similares, y Tony Stark lucía traje férreo en solitario o con sus amigos “Los Vengadores”.

Ya todos convertidos en muy modernos y superinternacionales, conocemos al millonario ingeniero de armas como “Iron Man”, un superhéroe creado en los años 60 (como casi todos los héroes clásicos Marvel) por Stan Lee, Jack Kirby y compañía.

Este Iron Man cinematográfico, que parece recoger casi más influencias de Robocop, Mazinger Z o en el clímax de Transformers que del propio cómic original, se inicia con un plano general en Afganistán de ambiente tan sosegado como árido.

iron man movie review peliculaEste sosiego es roto por las guitarras de Angus y Malcolm Young y la voz de Brian Johnson (es decir, AC/DC) cantando “Back in Black” (posteriormente se escuchará el propicio “Iron Man” de los Black Sabbath), fondo sonoro de la introducción en un vehículo militar que nos presenta a Tony Stark. Caracterizado de forma desenfadada por Robert Downey Jr., bromea con los soldados, sabiéndose mostrar irónico, dicharachero. Es un triunfador e irradia seguridad.

Este primer acercamiento al personaje central, exponiéndole despreocupado en un ambiente de constante peligro, define su actitud netamente publicitario-mercantil que parece alienarle de un conflicto en donde la frontera entre vivir y morir es muy tenue.

Él vende armas. Es millonario. Sale en las portadas de periódicos. Es admirado. Respetado. Le hacen fotos. Liga lo que no hay en los escritos (por la pasta, claro)…

Tal seguridad (como casi todo en esta vida) es quebradiza, y en un sólo segundo todo puede cambiar, marcando tal viraje el devenir de la propia existencia, o la “caducidad” de nuestra propia existencia que nos larga al garete.

Es lo que le ocurre (lo primero) a Stark, quien, en una cura de humildad, interioriza su posición y acciones ante un hecho traumático que convierte su propósito de vida puramente superficial (vista en ocasiones en contrastes) casi en un acto de salvación propia.

Es un ánimo básico de redención señalado por la conciencia lo que le lleva a convertirse en un presunte azote del “mal”, y el que también manifiesta los torticeros intereses y competencias de ego que le rodean, los cuales convierten en enemigos mortales a los que parecían más amigos y chocamanos.

iron man robert downey jrEs positivo que el film intente profundizar en las claves de personalidad del futuro superhéroe, en sus anteriores y nuevas motivaciones, y que intente equilibrar los momentos de drama, ciencia-ficción y acción.

No obstante, la trama debería reducir los numerosos aspectos tecnológicos de elaboración de la armadura, que ocupan casi una hora de metraje (estamos ante incesantes tests de pruebas). Es decir, mucho aparatejo caro para una trama barata.

Tendrían sus guionistas que ofrecer mayor creatividad con variantes dentro de la propia acción más que en la configuración de personaje (alargada, alargada…), una aportación de villanos de mayor enjundia (más allá de enfrentarse en un clímax previsible en su fin y estrépito) y presencia de secundarios de mayor peso (la relación de Downey Jr. y Gwyneth Paltrow –más sirvienta que secretaria- es infumable, que ahora aparezco con el café, que más tarde te doy un besito en el baile, que fisgo en el ordenador…).

Fichas en AlohaCriticón

Jon Favreau
Robert Downey Jr.
Gwyneth Paltrow
Jeff Bridges



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies