• Por Antonio Méndez


Dirección: Sylvester Stallone.
Intérpretes: Sylvester Stallone, Julie Benz, Matthew Marsden, Graham McTavish.

Cuarta película de la serie “Rambo”. Con guión de Art Montersatelli (“Enterrados Vivos”, “The Hunted: La Presa”) y Sylvester Stallone (“Rocky”, “Los Mercenarios”).

Sinopsis

John Rambo (Sylvester Stallone) vive en un tranquilo retiro en Tailandia dedicado a la venta de cobras. Esta placidez cambia cuando un grupo de misioneros le contratan para que les protejan y guíen hasta la frontera con Birmania, lugar en donde tienen previsto la entrega de medicinas y alimentos a unos refugiados.

Crítica

Veinte años después de cargarse a medio ejército soviético en Afganistán, John Rambo aparca su oficio de capturacobras para volver con ardor expeditivo a la refriega de flechas, ametralladoras y bombas. No quiere dejar un “malo” vivo.

john-rambo-foto-criticasEl mundo de Rambo no entiende de medias tintas. Los “buenos” no pueden ir de pacíficos, nada de diplomacias, que vienen los malos con sus caras exacerbadas y mandan la paz rápido a tomar por saco, cometiendo todo tipo de atrocidades y no respetando el más mínimo de los derechos humanos. Así, Rambo emplea sus propios códigos morales y sus métodos de vía rápida para liberar al personal a base de destrucción y muerte. Se acentúa el enfrentamiento más básico entre bien y mal. Pero no, hombre, no… ni tan buenista demagogo-tontorrón ni tan ejecutor indiscriminado-maniqueo.

Tras retomar Rocky, Sylvester Stallone acudió a a su otro icono ochentero, John Rambo (un personaje literario creado por David Morrell), antihéroe solitario, lacónico, mercenario nihilista y escéptico que abomina de los palabreros y de las injusticias y que no puede eludir su destino de máquina de matar.

Tras una introducción-documento sobre la falta de derechos humanos en Birmania, con imágenes crudas de abusos y opresión, se presenta a Rambo en faena laboral-doméstica antes de, al estilo western, ser requerido por su experto conocimiento en la zona, como guía por unos misioneros. Al principio se hace el remolón, el interesante, remachándose sus posicionamientos sentenciosos, más tarde acepta ante la insistente de la fémina Julie Benz… Escasos diálogos y marcha fluvial.

A partir de los diez minutos ya se intuye que la historia no va a ir más allá de la rutina de siempre de este personaje con cara malhumorada, aquí inmerso en espacios selváticos densos, húmedos y claustrofóbicos (que contrastan con la conclusión de espacio tranquilo y abierto), ausencia de diálogos durante largos pasajes, personajes sin interés (entre ellos varios mercenarios en reyerta), acción precipitada, cámara lenta puntual y mucha hemoglobina.

Fichas en AlohaCriticón

Sylvester Stallone
Julie Benz


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:0    Promedio:0/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.