• Por AlohaCriticón

la fuga de logan review movie pelicula run poster cartel

LA FUGA DE LOGAN (1976)

Dirección: Michael Anderson.

Intérpretes: Michael York, Jenny Attuger, Farrah Fawcett, Roscoe Lee Browne.

En el año 2274 los únicos supervivientes de lo que queda de humanidad viven aislados del mundo exterior en ciudades bajo enormes bóvedas en forma de cúpulas, gobernados por una autoridad computerizada que también controla el ciclo de sus existencias mediante unos relojes biológicos implantados en la palma de sus manos, cuya duración de vida no sobrepasa más allá de los treinta años de edad, ya que todos ellos están obligados a pasar por un supuesto ritual renovador conocido como El Carrusel.

En esta sociedad hedonista un vigilante o sadman llamado Logan 5 (Michael York) tiene como misión dar caza o matar si es necesario a todos los fugitivos que intentan huir a un lugar conocido como Santuario.Durante su habitual rutina, Logan da caza a uno de ellos que porta un extraño objeto conocido como Ankh. La computadora de la ciudad le asigna la misión de ir a Santuario para destruirlo, finalmente decide pedir ayuda a uno de los fugitivos una mujer llamada Jessica 6 (Jenny Attuger) para escapar de la ciudad en busca del supuesto Santuario.

La novela del mismo título de William F. Nolan y George Clayton Johnson, publicada en el año 1966, sirvió de base para la realización de esta importante superproducción que en principio fue un proyecto de los productores George Pal e Irwin Allen, las primeras personas que realmente se interesaron (en especial Pal) en llevar el texto a la gran pantalla con un guión escrito por Richard Mailbaum y unos exteriores situados en la ciudad de Brasilia.

Finalmente sería el productor David Soul el máximo responsable junto con el guionista David Zelag Goodman en realizar esta adaptación contando con un reparto principal de actores británicos como Michael York y Jenny Agutter bajo la dirección del veterano Michael Anderson.

La película fue la última en su categoría en hacer uso de las técnicas tradicionales en efectos especiales de matte shorts (pinturas de fondo), maquetas, miniaturas y efectos fotográficos, ganando tres Oscar en este apartado y siendo galardonada también por la dirección artística de Dale Hennesy.Desde entonces y hasta ahora las películas del género que se han ido haciendo tras “La Guerra de las Galaxias” (1977) presentan una evolución técnica más allá de lo que sus responsables se hubiesen podido imaginar en aquella época. Visionados hoy día estos efectos resultan superados, incluso anticuados, es lo que, por desgracia, esta película con el paso del tiempo ha envejecido peor que otros títulos de su género.

Hubiera sido muy interesante comprobar lo que se hubiera conseguido con George Pal al frente de esta producción y de haber contado con los medios tecnológicos e infográficos que hoy en día están disponible al servicio del séptimo arte. Quizás hubiese llegado a ser una de las grandes películas modernas de ciencia-ficción.

Esta producción no es que sea desdeñable desde el punto de vista técnico en todo su concepto visual y en su esforzada puesta en escena a la hora de mostrarnos como podría ser una sociedad a partir del siglo XXIII, pero carece de muchas otras cosas que si se encuentran en la novela original, de ahí que su guión, y como excusa de carecer de los medios de los que hoy en día disponemos, se nos muestre una historia plana sin mayor profundidad que la esencia del texto en la que se inspira de manera libérrima, con una historia algo floja, y un personaje deficientemente concebido y ridículo como el robot Box, sin duda lo peor de la película.

El resto de la historia resulta aceptable teniendo en cuenta la aventura que nuestros dos jóvenes protagonistas van experimentando durante su estancia por el mundo exterior, mostrándonos las consecuencias de la guerra nuclear en la ciudad de Washington, donde los logrados matte shorts de Matthew Yuririch llegan a ser también los verdaderos protagonistas del film junto con la extraordinaria banda sonora de un inspirado Jerry Goldsmith, y la brillante fotografía de Ernest Laszlo en mediante el sistema TODD-AO en todo su esplendor del gran uso del formato panorámico que hace gala a lo largo de todo su metraje.

En pocas palabras esta también sería la película más destacada y la última en la filmografía de Michael Anderson, quien después caería en una inevitable decadencia artística de la que ya no se recuperaría.Rostov

Enlaces

Michael York

Farrah Fawcett

Peter Ustinov


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:24    Promedio:3.7/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies