• Por AlohaCriticón

la huella cartel critica 2007

LA HUELLA (2007)

Dirección: Kenneth Branagh.

Intérpretes: Michael Caine, Jude Law.

Andrew Wyke (Michael Caine) es un afamado escritor de novelas policíacas que vive en un lujoso caserón de la campiña inglesa.

La visita del joven Milo Tindle (Jude Law), amante de su mujer, servirá para que Andrew le proponga un lucrativo plan con el que pueda satisfacer las demandas de la caprichosa cónyuge.

Aún cuando no se haya visto el canto del cisne del insigne realizador Joseph Mankiewicz, “La huella” del siglo veintiuno no deja de ser una mediocre cinta de intriga y no hace sino engrandecer más si cabe el antecedente del que toma la idea.

Y eso que, al igual que el ilustre título que “rehace”, se estructura sobre cuatro patas con nombres y apellidos de relumbrón, a saber: Kenneth Branagh, Harold Pinter, Michael Caine y Jude Law.

Cuatro puntos de apoyo que hacen cojear de forma ostensible el relato, a diferencia del resultado final del cuarteto que formaron Mankiewicz, Anthony Shaffer, Laurence Olivier y Caine.

Arguméntese por partes: Branagh, incluso con su consabido gusto por lo teatral, adapta el texto dramático mediante unas imágenes que abusan de la acrobática colocación de la cámara y de los excesivos primeros planos, en detrimento del plano medio y general, más agradecido a este tipo de narraciones; Pinter innova en el último tramo la adaptación que hiciera Shaffer (basándose en su propia obra teatral), incorporando una burda trama ajena por completo al fondo detectivesco de la historia e incluye unos diálogos más que vulgares; Law, en su papel de peluquero y actorzuelo, teóricamente superdotado, con sus mechas y botos como tarjeta de presentación y que hacen dudar del supuesto buen gusto de la mujer de Wyke, sobreactúa de tal manera que el comedido Milo Tindle de Caine acude a la memoria como ejercicio de una correcta y sobria interpretación.

¿Tendrá alguien la desfachatez y los arrestos de volver a una tercera versión, proponiendo que la ambigüedad de Jude Law represente al sólido Andrew Wyke que diera vida el sublime Sir Laurence Olivier?

Es un interrogante deseable que se quede en mera hipótesis suscitadora de inquietantes dudas y sin expectativas de materializarse. Aunque con la desertización de originales creaciones, es probable que se llegue, como en la película, a una nueva plasmación en fotogramas de una obra que ya tocó techo.

Alberto Alcázar

Enlaces

Kenneth Branagh

Michael Caine

Jude Law


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:27    Promedio:2.8/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies