• Por Antonio Méndez

la-novia-de-frankenstein-cartel-peliculaDirección: James Whale.
Intérpretes: Boris Karloff, Colin Clive, Elsa Lanchester, Ernest Thesiger.

Película basada en un personaje creado por Mary Shelley. Secuela de “Frankenstein” (1931). Con guión de John L. Balderston (“Frankenstein”, “Drácula”) y William Hurlbut (“Los Cuatro Hijos De Adán”, “Imitación De La Vida”).

El doctor Frankenstein (Colin Clive) intenta crear una compañera (Elsa Lanchester) para su monstruo (Boris Karloff).

Valioso pero sobrevalorado título de los estudios Universal que retoma el insuperable (a pesar de muchos dichos en contra) primer trabajo de Frankenstein realizado cuatro años antes por el gran James Whale.

la-novia-de-frankenstein-elsa-lanchester“La novia de Frankenstein” abre su metraje con un sensacional prólogo en el que Mary Shelley (Elsa Lanchester) asentada en un vistoso escenario (el hogar de Lord Byron) narra la continuación de la historia del monstruo a su marido, el escritor Percy Shelley y al citado poeta romántico Byron. Posteriormente se intenta readaptar en un tono paródico los mismos esquemas del título anterior pero de manera menos poética y fascinante, desarrollando y repitiendo acciones (huidas, ataques, creación de vida…) ya contempladas con anterioridad. Por otro lado algunas actuaciones hoy en día son demasiado exageradas (especialmente Una O’Connor), el montaje es desmañado y el alabado pero no consumado texto también impiden esa brillantez sostenida por muchos amantes del film.

Lo verdaderamente destacable es la excelente labor de realización de Whale, con elegantes movimientos de cámara en grandes y prolijos decorados, las extrañas angulaciones de suma expresividad, la sugestiva fotografía repleta de negruras obra de John Mescall, la acertada música de Franz Waxman y la aparición del Dr. Praetorious, el mejor personaje de la película y uno de los grandes “mad doctor” de la historia del cine encarnado magistralmente por Ernest Thesiger.

Junto a la modulación humorística, en “La novia de Frankenstein” existen asuntos más serios como una afinidad entre la figura de Cristo y la del monstruo (hay una escena en la que es capturado por la masa enfervorecida en el bosque y alzado atado a un tronco, en lo alto es mantenido conscientemente durante unos segundos en una imagen que recuerda a la imagen de Jesucristo en la cruz). Los temas de la intolerancia, discriminación o el valor de amistad y la compañía son otros puntos abordados con acierto por el guión de William Hurlbut y John L. Balderston.

Existen tres escenas magníficas que justifican la popularidad de esta película. La primera es la del Dr. Praetorious mostrando sus creaciones diminutas al Dr. Frankenstein; la segunda, la tierna relación mantenida por el violinista ciego y el monstruo (dos seres solitarios con posible fabulación homosexual, no hay que olvidar que James Whale era gay), y la tercera, el momento culminante de la creación de la novia.

Fichas en AlohaCriticón

Boris Karloff
John Carradine
Una O’Connor


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:22    Promedio:4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies