• Por AlohaCriticón

lars and the real girl cartel critica y una chica de verdad

LARS Y UNA CHICA DE VERDAD

Dirección: Craig Gillespie.

Intérpretes: Ryan Gosling, Emily Mortimer, Paul Schneider, Kelli Garner.

Con guión de Nancy Oliver.

Lars Lindstrom (Ryan Gosling) tiene sorprendidos a su hermano Gus (Paul Schneider) y a su cuñada Karin (Emily Mortimer). Ha buscado por Internet una amiga llamada Bianca. Todo parece normal hasta que sus allegados se enteran de que Bianca es una muñeca hinchable que Lars la trata como si fuera una persona real. La doctora del pueblo (Patricia Clarkson) les recomienda a Gus y Karin que le sigan el juego a Lars, quien de forma sorprendente logra que Bianca se convierta en una habitante más del lugar.

En los años 70 Luis García Berlanga rodó con Michel Piccoli como principal protagonista una alegoría sobre la soledad y la ansia sexual con “Tamaño Natural”, una interesante comedia dramática sexual-surreal que encontraba al actor francés con una muñeca hinchable.

Treinta años después, el director estadounidense, cuyo único currículum conocido previo era la comedia “Cuestión De Pelotas”, retoma la idea (no se sabe si conociendo el film previo) de tal emparejamiento para hurgar también en el tema de la soledad y la “normalidad” social.ryan gosling fotos

Las diferencias entre ambos films son abismales. Si en la estupenda “Tamaño Natural”, Piccoli tenía constancia de su acompañamente sexual como realidad plástica, aquí Ryan Gosling, en el típico personaje inadaptado, carece de tal constancia y se presenta básicamente como un alelado, sensible, tiernecito en ocasiones, pero alelado.

Si la primera incidía sin contemplaciones forzadas-azucaradas en la alegoría de tono sexual-absurdo, aquí no faltan sensiblerías ni el clásico tono agridulce artificioso que reviste los productos pseudoindependientes de hoy en día.

Si en la primera la relación era la que se manifestaba enfermiza, con una progresiva obsesión sexual por parte de Piccoli, aquí es el personaje es el que se muestra enfermo, y se incide en el aporte artificial de lástima de tal personaje inadaptado más que en otra cosa. Desde luego, Piccoli no daba pena (ni por la actuacion, ni por su personaje) en la película de Berlanga.

Y lo peor. La trama se quiere conceptuar de manera inteligente, con una penetración psicológica de peso, pero lo único que hace es divagar en naderías falso-extravagantes.

No hay profundidad en nada. Ni en la psicología del personaje central, despachada con cuatro rasgos de ubicación y actitud; ni, al margen de anécdotas y fiestas con canciones de Talking Heads, en el impacto y magnitud de la presencia de la muñeca hinchable en la comunidad en la que vive.

En la película no pasa realmente nada, y cuando pasa todo resulta anecdótico y poco creíble, sea el progreso de la trama, las interpretaciones, los diálogos y las reacciones de casi todos sus personajes.

Fichas En ElCriticón-AlohaCriticón

Ryan Gosling

Patricia Clarkson


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:23    Promedio:3.1/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies