• Por AlohaCriticón

LAS MUJERES PERFECTAS (2004)

Director: Frank Oz.

Intérpretes: Nicole Kidman, Matthew Broderick, Glenn Close, Bette Midler.

Joanna Eberhart (Nicole Kidman) es una exitosa ejecutiva de televisión que, tras ser despedida por un incidente, se traslada con su familia a la localidad de Stepford, población ubicada en Connecticut en la cual las felices mujeres del lugar adoptan una actitud sumamente complaciente con sus esposos. Joanna, extrañada ante tal comportamiento, intentará adivinar la causa del mismo.

Hay en “Las mujeres perfectas”, película que adapta una novela de Ira Levin llevada con anterioridad a la pantalla en 1975 por Bryan Forbes, dos grandes temas. Uno de ellos es la batalla de los sexos. Las mujeres han recorrido un largo camino y hoy, cómo negarlo, han alcanzado lugares de poder destinados tradicionalmente a hombres. No podemos dejar de ver, sin embargo, que hay posiciones que son aún inaccesibles para las mujeres y que la carga de una profesión más una familia se puede tornar pesada, pero esto sería material para otro film.

Más allá de esta batalla, o tal vez más acá, el film plantea una distopia en la cual amas de casa perfectas hacen las delicias de sus maridos cuya mayor actividad es reunirse en un club exclusivo para hombres. Este pueblo de mujeres perfectas toma elementos de la biotecnología y ésta quizá sea la parte polémica de esta aparente comedia. En uno de sus prólogos a su conocida novela “Un mundo feliz”, Aldous Huxley, al tiempo que admite haber sido demasiado pesimista, define a la ciencia como un Procusto moderno. Dejamos al espectador intuir quién encarna a Procusto en “Las mujeres perfectas”.

Viviana Vázquez

Las películas con trama psicológica que se envuelven en un drama que implique tomar el kleenex y sonarlos la mucosa que habita en nuestra cavidad nasal, son aquellas que invitan a la reflexión, meditación y hasta a la depresión misma; que el público imberbe y mal informado catalogan a estas películas como un desperdicio fílmico y de trama aburrida

Pero muchas de estas personas (por no decir la mayoría) evitan estas películas por el temor a que el mensaje les llegue, y tal vez terminen llorando en la sala de cine, pidiendo un pañuelo porque su flujo nasal es abundante. Pero para evitarse la pena, estas personas eluden y difaman (de mala gana) a estas películas que son netamente una obra de arte.

Al parecer a Nicole Kidman le gustan hacer este tipo de películas, pues como ya la hemos visto en películas como “Eyes wide shut” (los anhelos de una persona ya casada y con una vida casi hecha), “Los otros” (el poder de la negación), “Moulin Rouge” (amor en rojo), “Las horas” (las preguntas que una persona se hace sobre la vida y la muerte), “Dogville” (el hecho de que no podemos ir por el mundo radiando bondad), “Cold mountain” (la esperanza en nuestros corazones) y “Reencarnación” (como el pasado puede llegar a paralizar el presente y negarnos un futuro), todos y cada uno de estos papeles engloban a una Nicole Kidman profunda, imprescindible y de calidad (me atrae más su actuación en “Las horas”), que si ella participa en un filme es como el sello de calidad de esa película; tal es el caso de “Las mujeres perfectas”, film que trata temas de carácter psicológico y dramático, pero presentada de una forma tan singular, que pareciera una simple comedia inspirada en una historia de suspense poco trascendente, pero bajo la tutoría de Frank Oz nos da una comedia/ thriller, que engloba muchos conceptos relevantes, así que empecemos; primero, el tema de la guerra de sexos (ya dicha en la critica anterior) el machismo que se expresa en este film es cierto y también un poco repugnante, pero ¿cómo describir algo malo con palabras bonitas?, la verdad no peca pero incomoda, el machismo que se da alrededor del mundo, la represión a la mujer y la discriminación sexual, todo eso es repugnante, ¡claro! hay que recordar que “Detrás de un gran hombre hay una gran mujer”, pero no hay que abusar; me agrada la forma bufonesca que adopta este tema la película, pues a pesar de ser un tema difícil de adoptar (pues la forma de expresar el tema puede ofender al público masculino) se adopto de forma agradable y fácil de digerir, pues esto expresa el mensaje que espero descubran en el film; seguido por un muy singular significado de la perfección, que se expresa en el filme de mujeres rubias muy complacientes con sus maridos, pero ¡sorpresas!, están huecas del cerebro… (En lo personal prefiero una mujer que use su cerebro), envolviendo un secreto (que les aseguro que no es crema reductora de arrugas o la liposucción), llevando al espectador a reflexionar acerca de que la perfección no sirve; y finalizando con una forma bastante magistral, “puedo tener algo mejor”, esta simple oración de cuatro palabras y 19 letras expresa mucho, de diferentes formas, logrando que el espectador adapte su concepto de superación y de que no se debe conformar con poco, volviéndose exigente en sus metas. Se que esto suena muy metafórico y surrealista, pero por ignorancia, falta de meditación y comprensión, puede que el espectador tome la película por otro punto el cual no sea el correcto, pues como dicen “Cada cabeza es un mundo diferente, los cuales se deben conquistar con diferente estrategia”.

Lucio Avila

Enlaces

Nicole Kidman

Matthew Broderick

Glenn Close

Bette Midler

Christopher Walken


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:61    Promedio:4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies