• Por AlohaCriticón

LEE MIS LABIOS (2001)

Director: Jacques Audiard.

Intérpretes: Vincent Cassel, Emmanuelle Devos, Olivier Gourmet, Oliver Perrier.

Carla (Emmanuelle Devos) es una mujer que sufre de sordera, algo que puede

subsanar gracias a un audífono, y que le ha permitido desarrollar la

capacidad de leer los labios a la gente. En la empresa que trabaja se ve

obligada a hacer trabajos de poca monta y a sufrir el desdén de varios de

sus compañeros. Un día cambiará su situación con la llegada a la empresa de

Paul (Vincent Cassel), un ex-convicto que busca reinsertarse en sociedad.

Entre ambos acabará surgiendo la complicidad, lo que les llevará a ayudarse

mutuamente para desquitarse de aquellos que les quieren mal.

“Lee mis labios” es una película francesa que llegó a nuestro país con años

de retraso respecto a su estreno en el país vecino. Además sufrió la misma

suerte que muchos films europeos, es decir, estreno de tapadillo y rápida

retirada de cartel. Sin embargo creo que se puede agradecer que haya llegado

a estrenarse, pues sabido es que por estos lares nunca llega a verse gran

parte del cine galo, pero eso es otra historia.

El director de la función es Jacques Audiard, alguien ignoto en nuestro

país, y que dirigió con anterioridad “Un héroe muy discreto” y fue guionista

de “Venus, salón de belleza”. En su nueva película, Audiard propone una

mixtura entre drama de personajes marginales y cine negro, que desarrolla en

las dos mitades de la cinta. En la primera parte podemos presenciar la vida

cotidiana de Carla, una mujer no muy vistosa físicamente, que tiene que

apañárselas como puede para disimular la sordera en su entorno laboral y que

decide apagar su audífono en las comidas para no tener que oir las

intrascedentes conversaciones de sus compañeros. Por su parte, Paul es un

hombre primitivo, noble pero rudo, que creerá encontrar en Carla el

complemento necesario para encarrilar su vida, ya que usará su inteligencia

y su capacidad para salir airoso del lío en el que anda metido con unos

mafiosos, y que será el desencadenante de lo que sucederá en la segunda

parte.

Hay que reconocer que resulta más interesante el primer tramo, en el que se

presentan a los protagonistas y sus contradicciones, que el segundo en el

que podemos ver las habituales convenciones del cine con dinero y mafiosos

de por medio. Sin embargo, el interés por la película nunca decae porque el

director sabe hilvanar con brío la historia. Si que se le puede reprochar la

existencia de alguna que otra subtrama (la del inspector de la condicional y

su mujer, o los ligues de una amiga de Carla) que no parece venir mucho a

cuento respecto a lo que se narra.

Con todo esto lo queda es una sutil historia de amor de las buenas, de

aquellas en las que el espectador desea que se consume y no que se la metan

de forma artificiosa y previsible, con elementos de “thriller”. Las

interpretaciones de Cassel y Devos resultan muy trabajadas y ajustadas con

sus personajes, dando la dimensión precisa a los roles contrapuestos que se

acaban atrayendo. La banda sonora es excelente y la fotografía se antoja muy

sugerente y denotativa. De este modo, el resultado es una película muy

recomendable que cualquiera que esté interesado puede recuperar en las

estanterías de los videoclubs.David García

Enlaces

Vincent Cassel


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:21    Promedio:3.9/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies