• Por Marta Canacci

locas-de-alegria-cartelDirección: Paolo Virzi.
Intérpretes: Valeria Bruni Tedeschi, Micaela Ramazzotti, Valentina Carnelutti, Sergio Albelli.

Con guión de Francesca Archibugi (“El Nombre Del Bambino”, “La Cintura”) y Paolo Virzi (“El Capital Humano”, “N. Napoleón y Yo”).

Sinopsis

Toscana. En una residencia psiquiátrica se encuentran como pacientes Beatrice (Valeria Bruni Tedeschi), condesa adinerada que cree que se encuentra entre líderes políticos mundiales, y Donatella (Micaella Ramazzotti), una joven introvertida. Ambas se unirán en una fuga del centro que cambiará para siempre sus vidas.

Crítica

locas-de-alegria-fotos-peliculaComedia dramática que destaca por las interpretaciones de sus dos protagonistas, Valeria Bruni Tedeschi y Micaella Ramazzotti, en especial la primera.

La película narra la historia de dos mujeres igual de desequilibradas pero al mismo tiempo muy diferentes: Beatrice (Tedeschi), condesa encerrada en una institución psiquiátrica creada por su familia que se refugia en la burbuja que se ha construido sobre mentiras, con aires de grandeza trasnochada; y Donatella (Ramazzotti), joven introvertida que padece una depresión profunda, con un pasado tortuoso de drogas, prostitución, intentos de suicidio, problemas de comportamiento en la infancia y algo más grave que es un profundo secreto.

locas-de-alegria-foto-valeria-bruni-tedeschiEl centro de la trama es la complicidad entre ambas que poco a poco crece en su emotividad y les lleva a escapar juntas. En este momento la película se transforma en una “road movie” por los paisajes de la Toscana.

Se nos plantea entenderlas, comprender su entorno, sus circunstancias; Paolo Virzi nos habla de libertad con un fondo que termina defendiendo la familia, el hogar.

La tragicomedia es irregular. Resulta más floja en los momentos que resalta el drama, sin lograr conmover y pecando en ocasiones de sensiblera. En su aspecto de comedia crea mejores situaciones, a pesar del histrionismo y de las reiteraciones. También es excesiva su duración para lo que tiene que contar, extendiéndose más de lo necesario con un final muy previsible que deja un poso de indiferencia.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies