• Por AlohaCriticón

LOS CHICOS DE MI VIDA (2001)

Director: Penny Marshall

Intérpretes: Drew Barrymore, Steven Zhan, Brittany Murphy, Adam García.

Beverly D’Onofrio (Drew Barrymore) es una muchacha de quince años que reside en Wallingfors, Connecticut. Su máximo deseo en esta vida es marcharse a Nueva York y convertirse en escritora. Tras mantener un affaire con un chico llamado Ray Hasek (Steve Zahn) quedará embarazada, un hecho que cambiará totalmente sus expectativas vitales.

Basada en las vivencias reales de la escritora Beverly D’Onofrio, esta película afronta con tonalidad intimista y recordatoria el proceso sentimental de una joven en la década de los 60 y sus dificultades como madre adolescente, su fracaso emocional en su relación marital, sus vínculos familiares y sus ansias vocacionales.

Estas cuitas personales, verdaderamente importantes en la vida personal de la protagonista femenina, están presentadas con una gradación evocativa que exhibe una mezcolanza entre situaciones de comedia y momentos dramáticos que no termina de enganchar a causa de su falta de originalidad, la superficialidad y el subrayado sentimental en los temas abordados y la automatizada tarea en la dirección de Penny Marshall, una directora con buen talante para conseguir cierta ligereza y comercialidad en películas pretéritas como “Big” pero que en esta ocasión no logra interesar en demasía, aunque su trama se sigue sin molestia alguna.

Drew Barrymore, en calidad de superestrella del film, y Steve Zhan como partenare masculino hacen lo que pueden para darle intensidad y verosimilitud a sus papeles, realizando unas apreciables interpretaciones.Enlaces

Drew Barrymore

Adam Garcia

Desmond Harrington

Steve Zahn

Maggie Gyllenhaal

James Woods

Logan Lerman

Historia verídica que no llega a ser precisamente un biopic, nos habla acerca de la vida de una joven, Beverly D’Onofrio, brillante con las palabras y ama del estilo gramatical, aunque sin ser demasiado elocuente logra sobrevivir en su pequeño mundo, el cual se irá complicando lenta y paulatinamente, recayendo en un drama tal vez típico de muchas jovencitas descuidadas y descarriadas, que sin ser la gran cosa para muchos tiene su importancia para otros, visto desde el otro lado de la valla es fácil, sin embargo este filme se encarga de introducirnos en las dificultades que conlleva esta vida, la empatía es lo primordial en este producto cuyas virtudes saltan a la vista sin mucha dificultad.

El filme como tal llega a tener ciertos tópicos básicos del género, sin embargo nos encontramos ante una historia que puede angustiarnos y hacernos reír, el compás de las escenas se lleva sin mucha pretensión y el montaje no es del todo fluido, pero son las interpretaciones lo que convence y mueve a la historia, Drew Barrymore es convincente en todos sus planos, las diversas emociones que emana su personaje son captadas por el público acertadamente, logrando ser polifacética, mostrando la evolución y la metamorfosis de su personaje, Steve Zahn nos da una caracterización frustrante, logra despertar emociones tal vez no muy sanas en el espectador, mientras que Brittany Murphy nos hace reír con la ocurrencias de su personaje, un buen personaje secundario; James Woods es una cara simbólica y Adam Garcia la nueva propuesta para el cine.

El filme esta conformado de buenos actores, tenemos un reparto audaz que cumple con su propósito.

Entrando de lleno a la trama, esta consta de momentos flojos pero no pierde el ritmo, la historia en general demuestra aspectos muy personales, tal vez cueste trabajo poder sentir completamente lo que desea la directora; Penny Marshall sabe dirigir estos filmes, su especialidad: la comedia, en esta ocasión combinada con el drama, sin embargo es un producto notable que nos regala de forma muy personal.

Los cambios de tiempo son bien acogidos, pero es el maquillaje lo que me llama la atención, Drew Barrymore cambia de tiempo fácilmente no sólo por su histrionismo bien manejado, sino los detalles que le hacen ver como una mujer adulta, o como una jovencita, madre de familia o esposa, es algo curioso, un aspecto que debe de reconocerse, los cambios son convincentes y bien acentuados.

Tal vez el problema principal de la película es que recae en algunas ocasiones en el melodrama, siendo difícil sacarlo de estas instancias, pues pasarse en el llanto puede ser cansino.

El filme tiene consigo diversos mensajes moralistas, demuestra varias cuestiones en las que se hace lo incorrecto para dar hincapié en que es lo correcto, algo curioso que se debe reconocer en cuestiones como estas, filmes que tienen que ofrecer algo más que un superfluo entretenimiento.

La historia me ha gustado y creo que vale la pena visionarla. No será un producto contundente en el cine o con excesiva seriedad pero tiene sus virtudes, las cuales superan a sus escasos defectos, algo bueno para ver y disfrutar.

Lucio Rogelio Avila Moreno

Enlaces

Drew Barrymore

Adam Garcia

Desmond Harrington

Steve Zahn

Maggie Gyllenhaal

James Woods

Logan Lerman

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:188    Promedio:3.3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.