• Por AlohaCriticón

los tres entierros de melquiades estrada cartel poster

Dirección: Tommy Lee Jones.
Intérpretes: Tommy Lee Jones, Barry Pepper, Julio Cedillo, Dwight Yoakam.


Melquíades Estrada (Julio César Cedillo) es un emigrante mexicano que encuentra trabajo en Texas en el rancho de Pete Perkins (Tommy Lee Jones). Cuando muere asesinado por un guardia fronterizo (Barry Pepper), Perkins se encargará de llevar su cadáver de vuelta a México, por mor de una promesa que le había hecho y siendo acompañado por su ejecutor.

“Los tres entierros de Melquíades Estrada” es la segunda película como realizador del actor Tommy Lee Jones, un intérprete de gesto pétreo y mirada dura, que cuenta con más de 30 años de carrera a sus espaldas. Sin embargo, sus momentos de mayor fama se han dado en la década de los 90, con su participación en films como “JFK”, “El fugitivo” o “Men in black”. Jones debutó en la dirección hace unos años con el telefilme “Viejos muchachos”, que ya incidía en la temática del western, como en la película que nos ocupa.

Para la ocasión ha contado con la ayuda del guionista mexicano Guillermo Arriaga (“Amores perros”, “21 Gramos”), con la intención de narrar la historia de una amistad entre el excéntrico y taciturno Perkins y el afable Melquíades, así como de los efectos que esta provocará. Perkins hará lo necesario para cumplir la promesa que un día hizo a Melquíades, de darle entierro en su tierra natal si moría antes que él. El honor y la justicia no serán cosa baladí para un hombre como Perkins, que no dudará en raptar al oficial que mató a Melquíades y llevárselo con él a su periplo redentor.

Como concepto de western, Jones hunde sus raíces creativas en base a directores como Sam Peckinpah o John Huston, mostrando una historia crepuscular, a la que no le falta bizarrismo y humor negro, con una serie de personajes que hacen lo que tienen que hacer por ridículo que pueda ser. Como no podía ser de otro modo, el viaje será motivo para el crecimiento de los personajes, que ya no serán los mismos al final del camino.

Con todo ello, es una lástima que el afán de Arriaga por dejar su sello autoral perjudique parte de la historia. La narración dislocada, que ya había practicado en sus anteriores guiones, aquí resulta algo desafortunada. Si en los films de Iñárritu tenía su punto, aquí más que atraer, distrae.

Esta es una historia que pedía linealidad en todo momento y al no tenerla en el primer tramo de la cinta, hace que cueste un poco meterse en el meollo de la historia. Una vez que se inicia el viaje a México, es cuando el film da un salto hacia delante y la trama despega.

En lo que respecta a los actores, destaquemos al propio Jones y a Barry Pepper, que mantienen una curiosa relación durante la película, no exenta de algo de paternalismo por parte de Jones. Ambos bordan sus personajes, que tendrán tiempo de conocerse durante el trayecto, para deducir que no son tan distintos como parece.

En definitiva, un curioso western, dirigido con brío por Jones, tan bien fotografiado como musicado (con una banda sonora que recuerda lejanamente a Morricone), que pese a sus momentos socarrones, no renuncia a la carga dramática. Una película notable.

David García

Fichas En AlohaCriticón

Tommy Lee Jones


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:23    Promedio:4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies