• Por Antonio Méndez


Dirección: George Sidney.
Intérpretes: Gene Kelly, Lana Turner, June Allyson, Van Heflin.

Película basada en una novela de Alejandro Dumas (“Los Tres Mosqueteros”, Editorial Juventud). Con guión de Robert Ardrey (“Kartum”, “Madame Bovary”).

Sinopsis

Francia, 1625. D’Artagnan (Gene Kelly) es un gascón lleno de ilusiones, quien viaja a París con la intención de convertirse en mosquetero del rey Luis XIII (Frank Morgan). Cuando llega a la capital francesa, D’Artagnan entabla amistad con Athos (Van Heflin), Porthos (Gig Young) y Aramis (Robert Coote), tres mosqueteros enfrentados a los guardias del Cardenal Richelieu (Vincent Price), el poderoso primer ministro del rey que pretende descubrir el romance entre la reina Ana (Angela Lansbury) y el Duque de Buckingham (John Sutton).

Crítica

La suntuosidad, espectacularidad y colorido con la que la Metro Goldwyn Mayer abordaba sus superproducciones en el cine dorado de Hollywood y el generoso e impresionante reparto (Gene Kelly, Lana Turner, Van Heflin, Vincent Price, Patricia Medina, Angela Lansbury, June Allyson, Gig Young…) es lo más destacado de esta adaptación del libro de Alejandro Dumas Padre, todo un clásico literario del género de aventuras que es trasladado por el productor Pandro S. Berman y el director George Sidney con viveza, jovialidad, en especial en la exposición de las escenas de lucha, definidas como si de un título musical se tratase, no en vano Sidney era un especialista en filmes de esa naturaleza.

lana-turner-gene-kelly-los-tres-mosqueteros-criticaEl extenso primer duelo es de una brillantez sublime, realizado de manera magistral y narrado con energía, vitalidad, humor, aprovechando las excelentes cualidades atléticas de Kelly, quien a pesar del idóneo talante físico para el papel y de su magnífica interpretación, queda un tanto talludito para incorporar al joven y bisoño D’Artagnan.

El film, aderezado con la música de Tchaikovsky, arranca con un tono muy divertido, desenfadado, con algunos momentos de slapstick derivados el cine mudo. Con el paso del metraje y, acorde a la historia de Dumas, va adquiriendo una gradación más oscura, trágica, con un exceso dramático y pasajes un tanto pesados.

Las aventuras de capa y espada del gascón y sus compañeros mosqueteros ponen de manifiesto temas como la lucha por el poder y la influencia en el mismo, la ambición sin escrúpulos, la camaradería, el dolor del amor, la seducción o la corruptela e intriga palaciega personificada en la figura histórica del Cardenal Richelieu (encarnado por el gran Vincent Price, quien necesitaría mayor presencia física en el entramado de la película), un importante estadista en la corte del rey francés Luis XIII que utilizó todo su poder para centralizar a ultranza el poder político en el país galo.

El Technicolor permite mostrar a una bellísima Lana Turner como Lady de Winter, la perdición sentimental de un afligido Van Heflin, quien como Athos realiza una sobresaliente interpretación.

Unos años después, George Sidney retomaría este tipo de aventuras de espadachines con la sobresaliente “Scaramouche”.

Fichas en AlohaCriticón

George Sidney
Gene Kelly
June Allyson
Lana Turner
Van Heflin
Vincent Price
Angela Lansbury


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:54    Promedio:4.4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies