• Por AlohaCriticón

lutero cartel poster

LUTERO (2003)

Dirección: Eric Till.

Intérpretes: Joseph Fiennes, Bruno Ganz, Alfred Molina, Peter Ustinov.

2 de julio de 1505, la violencia de una tormenta desatada en Stotternheim,

hace que el joven Martín Lutero (Joseph Fiennes) se comprometa a

ingresar como monje si sale bien parado de la misma.

El cumplimiento efectivo de lo prometido se verifica con la ordenación como

agustino en Erfurt, donde pronto recibirá el respaldo espiritual del Padre

Johann von Staupitz (Bruno Ganz) y desarrollará sus personales

pensamientos.

Tres años de preparación y un presupuesto de más de veinte millones de

euros, han sido necesarios para poner en pie un retrato de una de las

personalidades más complejas que se pueden encontrar en un contexto tan

rico en acontecimientos e individualidades como fue el siglo XVI.

Eric Till, discreto cineasta donde los haya, reconstruye la figura del

religioso alemán apoyándose en Joseph Fiennes, un semblante que no es el

que más se puede asemejar a Lutero, si se tienen cuenta las pinturas y

grabados realizados en aquélla época por Lucas Cranach el Viejo.

No obstante, la película no se resiente por ello, ya que se le ha logrado

dotar de un ritmo muy ligero que hace que la narración no decaiga en

ningún momento, cuestión difícil de conseguir cuando se trata de un relato

histórico.

Prácticamente, desde el “atormentado” prólogo la acción no deja de ser

trepidante, encontrándose algunos puntos de verdadero frenesí dramático,

como por ejemplo en el momento de la colocación de las noventa y cinco

tesis en la puerta de la iglesia del castillo de Wittenberg, o en el

interrogatorio en la Dieta de Worms frente al Emperador.

Sin escatimar esfuerzos de producción, “Lutero” cuenta con un buen

acompañamiento interpretativo, como es el caso de Bruno Ganz (“El

hundimiento” (2004)) y del recientemente fallecido Peter Ustinov, en el

papel de Federico el Prudente y que ya trabajara a las órdenes de Till

en “Un cerebro millonario” (1968), con guión original del actor inglés.

Suele ser complicado abordar la vida de un personaje histórico sin

excederse en el metraje, intentando dar cabida a los hechos más

representativos de su existencia y, lo más arduo, planteándolo desde un

punto de vista objetivo.

En este sentido, “Lutero” se acerca a ese ideal de biopic, pero sin llegar a

alcanzarlo por culpa del carácter épico que se le ha querido imbuir al

protagonista.

La confrontación con otro contemporáneo suyo como Erasmo de Rotterdam

y una indagación más profunda en su faceta oscura (a pesar de su

clarividencia, creía que si un fraile y una monja se casaban podían

concebir a un monstruo de dos cabezas), hubieran contribuido a dar esa

visión algo más completa del reformista germano.

Alberto Alcázar

Enlaces

Joseph Fiennes

Bruno Ganz

Alfred Molina

Peter Ustinov


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:15    Promedio:3.4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies