• Por AlohaCriticón

MANDERLAY (2005)

Dirección: Lars von Trier.

Intérpretes: Bryce Dallas Howard, Willem Dafoe, Danny Glover, Isaach de Bankolé.

En 1933 Grace (Bryce Dallas Howard) y su padre (Willem Dafoe) abandonaron Dogville para llegar a Manderlay, un lugar del sur de los Estados Unidos en donde sus habitantes todavía viven en condiciones esclavistas.

El genialmente original director danés Lars Von Trier vuelve a reflejar en el celuloide los sentimientos más profundos de nuestra alma con la segunda entrega de su trilogía sobre EEUU (que afirma no haber visitado): si antes fue la impactante y claustrofóbica “Dogville”, ahora nos deleita con la dramática y profunda “Manderlay”, que precederá a la más madura y fotográfica “Washington” (prevista para estrenarse en 2007 con, seguramente, Cate Blanchett en el papel protagonista).

Si en “Dogville” Grace (interpretada magníficamente por Nicole Kidman) era una chica inocente y confiada que la llevaba a ser engañada y maltratada, en “Manderlay” nuestra protagonista ha aprendido de sus errores y coge las riendas liderando esta nueva aventura con el rostro de Bryce Dallas Howard (conocida por ser la idealista ciega de “El bosque”, donde hizo un papel como anillo al dedo). Esta joven actriz interpreta dignamente a su personaje aunque las comparaciones con su predecesora son odiosas, ya que aquella era capaz de mostrar multitud de sentimientos y registros con una mirada, mientras que con ésta se tiene la sensación de que sigue haciendo de ciega, con la vista perdida en nosesabedónde.

El nuevo capítulo lleva a Grace, a su padre (Willem Dafoe sustituye al James Caan de “Dogville”) y a la tropa mafiosa a un pequeño pueblo del sur llamado Manderlay, rodeado por una larga valla con candado. Una mujer se acerca al coche y pide ayuda a Grace. Ésta, a pesar del consejo de su padre de que no se meta en asuntos ajenos, se baja con su ejército ilegal a impedir la tortura de negro esposado por parte de una madura señora (Lauren Bacall, que repite con Trier). Nuestra idealista mujer decide quedarse en Manderlay con el fin de abolir la esclavitud de la población negra e instaurar un sistema democrático. Lo que no sabe es que hay mucha gente convencida en seguir como está.

Los decorados son iguales que en “Dogville”, sólo unas líneas pintadas en el suelo y unos pocos elementos necesarios en la trama sirven para ilustrar los lares por donde se pasearán los personajes. La diferencia está en que Trier invierte los colores: en “Dogville” era un suelo negro y un cielo cambiante según la franja horaria y en “Manderlay” hay cielo negro permanente y suelo variable, con multitud de tonalidades según el sentimiento que el realizador nos quiere transmitir.

La técnica de cámara en mano y la magistral fotografía de Anthony Dod Mantle siguen entre las constantes de Trier. Pero, si en “Dogville” la historia era lenta, con muchos silencios, intimista y paulatinamente intensa hasta la traca final, en su nueva obra maestra prefiere emplear altibajos dramáticos, situaciones que se resuelven o se agravan para resolverlos con un final tan digno como el de la primera entrega.

Sigue habiendo la preciosa voz en off y un orden narrativo dividido en ocho capítulos, que cada cual se espera con más impaciencia que su predecesor y no interrumpe ni entorpece la trama general.

Todos los actores hace unos papeles creíbles e intrigantes, especialmente Danny Glover (maltratador en “El color púrpura” y compañero de Mel Gibson en la saga “Arma Letal”), que aquí interpreta al anciano de los esclavos, una mente cuerda y reflexiva que guiará a Grace en su difícil liderazgo; e Isaac De Bankolé (conocido principalmente por participar en varios proyectos de Jim Jarmusch) que borda el papel de hombre orgulloso y desconfiado que tendrá una relación de amor-odio con la protagonista.

En definitiva, y con desesperante ansia de una tercera entrega que cierre la emotiva vida de nuestra Grace, aprovechen la visión de este film para descubrir el mundo tan poco convencional que nos ofrece Trier en el resto de su filmografía (“Los idiotas”, “Bailar en la oscuridad”-el mejor musical de la Historia-, “Europa”, “Rompiendo las olas”…). Chapó por este talento europeo que se supera con cada nueva obra.Gonzalo Fuentes

Enlaces

Lars Von Trier

Bryce Dallas Howard

Willem Dafoe

Lauren Bacall

Jeremy Davies

Chloë Sevigny

John Hurt


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:12    Promedio:4.1/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies