• Por AlohaCriticón

MI DESCONFIADA ESPOSA (1957)

Director: Vincente Minnelli

Intérpretes: Gregory Peck, Lauren Bacall, Dolores Gray, Sam Levene.

Un periodista deportivo (Gregory Peck) conoce en una noche de juerga a una elegante y sofisticada diseñadora de modas llamada Marilla Hagen (Lauren Bacall). A pesar de que a la mañana siguiente él no recuerda nada, tropieza con ella otra vez y se enamoran sin remisión. Tras un breve romance terminan contrayendo matrimonio.

El choque entre sus alejados estilos de vida y el hecho de que apenas se conocen propiciarán un sinfín de divertidas situaciones. Ésto, unido al acoso que sufre el periodista por parte de unos matones de boxeo y el intento de ocultar a su mujer el romance que tuvo justo antes de casarse con ella, da lugar a una de las mejores comedias románticas de todos los tiempos.

Dirigida de modo impecable por el siempre efectivo Vincente Minnelli y no menos bien interpretada por el tándem protagonista, amén de los secundarios que llenan la historia de gags y colorido, esta cinta entretiene y oferta un inmejorable deleite visual.

El mundo de la moda, tan refinado en aquella época, se retrata junto a la exposición contrapuesta de las amistades de cada miembro del matrimonio, hecho que influye en la falta de entendimiento de la pareja: la panda de amigos estrafalarios y artistas de ella y los de él, hombres de una tipología más bruta y elemental. Dolores Gray se luce en su papel de secundaria, al igual que Mickey Shaughnessy, quien encarna al boxeador “sonado” que protege a Gregory Peck dando muestras de una comicidad fuera de serie.

La estética del film es un regalo para los sentidos, con ese lujo y elegancia tan propios de los años 50 en la Gran Manzana y con el empaque de Lauren Bacall siempre tan de agradecer.

Peck, a pesar de ser un actor magnífico, no se mueve en la comedia tan bien como en otros campos más habituales para él, como el drama y películas más intensas y menos cómicas que ésta, no obstante sale airoso del trance, como no podía ser menos tratándose de un intérprete de su talla.

Ganador del Oscar al mejor guión original de ese año, el film muestra la solvencia en el género por parte de Minnelli -sólo hay que recordar las estupendas “El padre de la novia” y “El padre es abuelo”- y alcanza unas cotas de frescura y gracia que no han perdido vigencia con el paso de los años.

Inma del Moral RamosEnlaces

Gregory Peck

Lauren Bacall

Dolores Gray


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:10    Promedio:4.3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies