• Por AlohaCriticón

MURMULLOS EN LA CIUDAD (1951)

Director: Joseph L. Mankiewicz

Intérpretes: Cary Grant, Jeanne Crain, Finlay Currie, Walter Slezak.

El doctor Noah Praetorius (Cary Grant) es un médico con un proceder heterodoxo, que prioriza los valores y sentimientos sobre la mecanización científica.

Otro médico, el profesor Rodney Elwell (Hume Cronyn) comenzará a investigar el pasado de Praetorius y a su misterioso acomañante, un hombre llamado Shunderson (Finlay Currie).

Cuando dos grandes talentos del cine como el director Joseph L. Mankiewicz y el actor Cary Grant unen fuerzas en un proyecto siempre se espera mucho más que lo ofertado en “People will talk”, un melifluo drama humanista de incisivos apuntes sociales y acotaciones alegóricas a la Caza de Brujas del senador McCarthy, demasiado disperso en sus propuestas y pretencioso en comparación con los resultados obtenidos.

Lo curioso es que tanto Mankiewicz como Cary Grant ofrecen lo mejor de sí mismos. El cine del primero está marcado por una preponderancia en los diálogos sobre otros elementos cinematográficos, aunque jamás sin perder un sentido estético fílmico y las interpretaciones del segundo siempre ilustran a sus caracterizaciones de manera amable y seductora, ya sea en screwball comedies, películas de suspense, comedias románticas de ambiente sofisticado o dramas como este “Murmullos en la ciudad”, un título que adapta la obra de Curt Goetz “Dr. Praetorius”.

En su desarrollo se abordan temas como la maternidad en soltería o el suicido por la inmersión en situaciones condenadas por una sociedad conservadora y poco tolerante.

Precisamente es esto último lo que le importa a Mankiewicz, exponer esa comunidad anquilosada e intransigente con el empleo de un personaje aparentemente subversivo en su profesión, que le sirve para mostrar la inquina de sus colegas creando un ambiente de persecución, fácilmente asimilable a la citada “Caza de Brujas” y su asedio a los mecanismos e ideas al margen del sistema instaurado.

Lamentablemente para dibujar este interesante contexto disipa demasiado los motivos y éstos no resultan demasiado atractivos ni mordientes, desplegando unas situaciones bastante forzadas, con unos personajes, al margen del doctor Noah Praetorius y a pesar de la perorata, escasamente profundizados.

Enlaces

Joseph L. Mankiewicz

Cary Grant

Jeanne Crain

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:22    Promedio:3.6/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.