• Por Antonio Méndez


Dirección: Hany Abu-Assad.
Intérpretes: Ali Suliman, Kais Nashif, Lubna Azabal, Amer Hlehel.

Con guión de Hany Abu-Assad (“Ford Transit”) y Bero Beyer (“Ford Transit”).

Sinopsis

Los palestinos Khaled (Ali Suliman) y Said (Kais Nashif), amigos desde la infancia, son reclutados para cometer un atentado suicida en la ciudad israelita de Tel Aviv. Las cosas no saldrán como estaban planeadas.

Crítica

“Paradise Now” es una historia de terrorismo de dinámica exposición con centro en un vínculo de amistad entre dos suicidas.

paradise-now-foto-criticaAunque con retazos de una posible denuncia del dolor ocasionado por el odio extremo, el fanatismo vengativo y la violencia de consecuencias trágicas, la película de Hany Abu-Assad se muestra ambigua en sus objetivos.

No sobrepasa claves tópicas de la retórica terrorista y resulta superficial en el tratamiento intelectual-íntimo de sus personajes, aspecto fundamental para su concepto de drama psicológico, sin confrontar de manera profunda ideologías y formas de actuar ante un conflicto político.

A destacar las interpretaciones de la pareja protagonista, el tono urgente que no permite flaquezas en su ritmo, y el propósito realista de la parcial mirada de su autor.


Said (Kais Nashef) y Khaled (Ali Suliman) trabajan en un taller de coche en las inmediaciones de Nablus. El fuerte carácter de Khaled al desarrollar su tarea le traerá consecuencias negativas y hará que el responsable del negocio tome drásticas medidas contra él. A renglón seguido, ambos serán¡ llamados para perpetrar una operación suicida conjunta en territorio israelí.

La reciente y macabra moda introducida por perturbados diseñadores musulmanes, palestinos o chechenos de añadir a su vestuario un cinturón o faja que, en lugar de realzar la figura, la “deconstruye” de una manera algo traumática, es la materia prima de la que se compone “Paradise now” de Hany Abu-Assad.

Abu-Assad, director de origen palestino y, por tanto, conocedor del problema que enfrenta a su pueblo con los judíos, intenta adentrarse en la compleja mente de un suicida, aún cuando ni los expertos en interioridades del ser humano han podido encontrar qué es lo que activa ese mecanismo autodestructivo.

Lo interesante de “Paradise now” reside en el planteamiento del conflicto en Oriente Próximo partiendo de los puntos de vista de los distintos personajes que intervienen en la trama.

Desde la postura, en un principio, pasional y ciega de Khaled (“prefiero morir e ir al paraíso que vivir en el infierno”), hasta la más reticente de Said, pasando por la más moderada y occidentalizada de la bella Suha (Lubna Azabal).

Por otro lado es acertada la idea, no lejos de la realidad, de incluir al personaje de Jamal (Amer Hlehel), un profesor de escuela que recluta a los suicidas y los presenta a la cúpula de la resistencia palestina. El susodicho docente escupe aforismos tan poco edificantes para cabezas en proceso de degeneración como el siguiente: “si no teméis a la muerte, controláis la vida”.

La película fue rodada en Nablus y Nazareth en circunstancias muy accidentadas, como no podía ser de otra manera, y Abu-Assad siendo coherente con el título de lo que es su quinto largometraje, decide poner punto final al mismo con un original fundido en blanco.

Alberto Alcázar


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:7    Promedio:3.5/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies