• Por AlohaCriticón

sentido y sensibilidad cartel critica sense and sensibility poster
Dirección: Ang Lee.
Intérpretes: Emma Thompson, Kate Winslet, Hugh Grant, Greg Wise.


Tras la muerte de Henry Dashwood (Tom Wilkinson), su esposa (Gemma Jones) y sus tres hijas (Emma Thompson, Kate Winslet y Emilie François) quedarán en una precaria situación económica al serles concedida la herencia a John (James Fleet), el hijo de su primer matrimonio que está casado con Fanny (Harriet Walter), una mujer codiciosa cuyo hermano Edward (Hugh Grant) será objeto de deseo de una de las hijas de Dashwood, Elinor (Thompson).

Jane Austen es una de mis escritoras favoritas, que en conjunto con Virginia Woolf anegan los estantes de la refinada literatura, inteligente y perspicaz cuyo sentido de las palabras es innato, cada una de sus obras alberga un profundo sentimiento que a pesar de los años transcurridos no sufren ningún cambio, son letras históricas que llenan las almas de quien las lee.

“Sentido y sensibilidad” no es mi obra favorita de Jane Austen, pero esto no significa que no consiga representar un excelente escrito que brinde indudablemente una perfecta lectura, aunque con los tópicos usuales de la escritora, así como su estilo muy personal nos brinda la historia de dos jovencitas en una travesía significativa en sus vidas, los personajes principales de Austen siempre representados en los diferentes planos en que se desenvolvía la mujer en aquellos tiempos, aspectos que se han proyectado a la actualidad, representando no sólo una imagen femenina de años anteriores, sino la imagen esencial de la mujer.

Esta historia nos relata las dificultades que podía llegar a tener una dama de clase media de aquellos tiempos (haciendo referencia a que la obra literaria fue publicada en el año 1811) todo impulsado por la economía así como el matrimonio, el casarse por amor o intereses monetarios era uno de los puntos más sobresalientes para la escritora, en este caso nos habla de Elinor y Marianne, simbolizando la bifurcación femenina, pues mientras Elinor representa todo el recato de una dama, así la discreción y la retención del impulso, Marianne hace alusión a todo lo contrario, dando vuelo a la expresión y al exquisito impulso sin remordimientos o ataduras, lo emotivo y lo delicado de las relaciones amorosas, ambas personificando polos opuestos que sobrellevan sus ilusiones y romances a un punto crítico en su vida.

La encargada de condensar los aspectos más sobresalientes de esta novela ha sido Emma Thompson, cuyas habilidades se hacen presentes en la redacción de un brillante y compacto guión que sustrae lo más importante del relato original, creando una cohesión entre las diferentes subtramas y giros de la historia, llevando a sus personajes paulatinamente por un camino dramático, así como irónico y un poco sarcástico, ya que a pesar de tener la obra un centro que irradia profundidad, también está decorada con sutiles toques cómicos y picardillos que brindan una chispa esencial para que el filme triunfe.

Ante todo se encuentra la elegancia, la dirección de Ang Lee le asienta excelentemente a la cinta, sabiendo ambientar los rasgos que la literatura precisa, aunque sin haber comparación entre ambos medios (el cine y literatura) no tan distantes pero si diferentes, conectando y evocando los puntos principales de la trama, entre el cotilleo social, los rumores, la discreción y el saberse mover en la sociedad así como tener un puesto importante en ella, aspectos clasistas que a pesar de los tiempos nos damos cuenta que poco han cambiado, es una descripción innata del consorcio en el que vivimos.

Todo se encuentra en su punto, la banda sonora dirigida por Patrick Doyle es sublime y representativa; las actuaciones de Emma Thompson y Kate Winslet como las protagonistas son espectaculares, mientras la primera evoca todo lo que es la serenidad y la moderación, la segunda llena la pantalla con su carisma y la chispa de su personaje, me ha parecido una excelente interpretación la de Kate Winslet dando los toques evolutivos a su protagonista; secundadas por un Alan Rickman quien queda perfectamente en el personaje del coronel Brandon, mientras que Hugh Grant logra un recatado papel como Edward, y Greg Wise cumple con su cometido en la personificación de Willoughby.

Para culminar debo decir que es una buena adaptación sobre aquello que ha querido expresar Jane Austen en sus escritos, aunque sean demasiados aspectos muy bien encubiertos y matizados, esta novelista mantiene un tipo de escritura indeleble.

Lucio Rogelio Avila Moreno

Fichas en AlohaCriticón

Ang Lee
Emma Thompson
Kate Winslet
Hugh Grant
Alan Rickman
Tom Wilkinson
Hugh Laurie


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:42    Promedio:4.5/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies