• Por Antonio Méndez


Dirección: Hugh Hudson.
Intérpretes: Kim Basinger, Vincent Perez, Liam Aiken, Eva Marie Saint.

Película basada en un libro de Kuki Gallmann (“Siempre Soñé Con África”, Editorial Emecé). Con guión de Paula Milne (“Endgame”, “Amor Loco”) y Susan Shilliday (“Leyendas De Pasión”).

Una mujer llamada Kuki Gallmann (“Kim Basinger”). intenta cambiar su forma de vida buscando así una nueva identidad existencial trasladándose desde la urbanidad acuosa de Venecia hasta el esplendor natural de los abiertos paisajes keniatas, para ello se casa con un rico hacendado. La madre sufridora que se las tenía muy felices con el viajecito, tendrá que aprender a sobrevivir en un mundo lleno de dificultades con un marido que va de caza en caza, un hijito adoptando serpientes y ella afligida con los quehaceres de la casa.

Hugh Hudson, el realizador de la oscarizada “Carros De Fuego” regresó a tierras africanas después del paseo selvático anterior con Tarzán en “Greystoke”, pero el sueño por el continente negro se ha tornado en una aburrida y desordenada pesadilla.

yo-sone-con-africa-fotoLos tópicos del cine de trasvase de culturas, especialmente el anclado en Africa vuelve a aparecer: el choque con los nativos, los cazadores furtivos, los peligrosos animales, la historia de amor con trasfondo de baobab, las dificultades de adaptación que al final se solucionarán… todos ellos desarrollados en un film mal narrado y montado, flojamente interpretado a pesar de los esfuerzos dramáticos de la señora Kim Basinger y con un guión totalmente plano con unos diálogos insuflados de patetismo y sin historia; el film es sencillamente una sucesión desafortunada de viñetas mal desenvueltas que no aprovechan para nada la riqueza paisajística, con escenas mal acabadas, carentes de interés que nos describen situaciones en su mayoría ridículas y sin ninguna fuerza.

El tema de la idealización, el sueño y la ilusión del ser humano para su existencia, la de sus seres queridos y su emplazamiento que más tarde topará con la cruda y dura realidad y que finalmente se asentará en una autocomplacencia con el entorno (además de una mal enfocada cuestión ecológica) son las bases argumentales de una película olvidable, burda, prescindible. Lo único salvable es la recuperación de la imagen de Eva Marie Saint como madre de Kim Basinger, la rubia protagonista femenina de “Con La Muerte En Los Talones”.

Fichas en AlohaCriticón

Kim Basinger
Vincent Perez
Eva Marie Saint
Daniel Craig

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:40    Promedio:3.4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.