• Por AlohaCriticón

TAL COMO ERAMOS (1973)

Director: Sydney Pollack

Intérpretes: Robert Redford, Barbra Streisand, Viveca Lindfords, Bradford Dillman.

En vísperas de la Segunda Guerra Mundial, una pacifista y activista de izquierdas llamada Katie Morosky (Barbra Streisand) y un aspirante a escritor de nombre Hubbell Gardiner (Robert Redford) acuden a la misma Universidad.

Unos años después se encontrarán en un local de Nueva York, siendo él un oficial del ejército americano aspirante a escritor y ella una trabajadora radiofónica que continúa con sus inquietudes reivindicativas. Pronto surgirá el amor entre ellos.

“Tal como éramos” es un sobrevalorado drama romántico con algún que otro comentario sociopolítico, que se dispersa demasiado en sus diferentes asuntos, ya que la materia política en el contexto prebélico y postbélico está tratada de manera bastante frívola, la lamentable época de la Caza de Brujas corre los mismos derroteros, las injerencias de funciones en la industria del cine tampoco sobrepasa el esquematismo y la mirada nostálgica y agridulce al devenir de los años e ilusiones no alcanza el tono adecuado para la consecución de su fin empático.

Lo que es peor para la película es que tampoco logra alcanzar el paroxismo emocional en la descripción de la difícil relación sentimental, que es donde se asienta todo el trasiego y valor de la cinta. El problema es que, a pesar de la química que a veces consiguen extraer en algunas escenas la pareja protagonista, unos muy aceptables Robert Redford y Barbra Streisand, sus encuentros y desencuentros terminan finalmente por aburrir más que emocionar, ya que no existe intensidad en las acciones ni razones de peso expuestas en el desarrollo de la ligazón sentimental para que el espectador se vea interesado en las mismas, al margen del normal desarrollo cronológico de sus vivencias y altercados varios, derivados de un choque de personalidades e ideologías.

Lo mejor de este título es la canción interpretada por la propia Barbra Streisand, “The way we were”, todo un número 1 en listas de ventas. Enlaces

Sydney Pollack

Robert Redford

James Woods

Filme dirigido por el maestro Sydney Pollack enfocado en el romance y controversias; en esta ocasión dirige una película basada en la diferencias ideológicas de una pareja y las dificultades que conllevan sus propios pensamientos y tendencias, que desembocan en el ir y venir de la vida.

La historia principal se desenvuelve de manera pausada y con palpable narración, la trama esta enfocada prioritariamente al sexo femenino, el cual podrá interpretar a la pareja en cuestión; la historia es un romance imposible que es dificultado por un conjunto de situaciones bien manipuladas ejerciendo la inteligencia para la separación continua de las personas expuestas, sea que la óptica del guionista (Arthur Laurents) y del director es más profunda y distante de las comedias románticas aunque un poco sosa con respecto al drama, un filme de larga duración que se da con cierta redundancia, las situaciones, aunque manipuladas con astucia llegan la mayor parte al mismo punto.

Su guión es vasto de grandes temas, discusiones y reflexiones cuyo propósito es alentar a la trama principal, la pareja que es interpretada por Robert Redford y Barbra Streisand son espectaculares y se encuentran en pleno auge, las escenas se aprecian equilibradas cuando ambos están presentes, el significado de cada personaje es esencial en el transcurso del filme, ya sea la facilidad de Hubbell o la constante dificultad emanada por Katie, la metamorfosis y adaptación de la relación entre los participantes de la misma, amalgamando sus pensamientos y sentimientos, la tolerancia de pareja.

Si bien se llega a conocer más al personaje de Katie el cual podemos palpar sus emociones, mientras que con Hubbell es más distante, de cierto modo se conoce a ambos componentes y al producto en general, logrando que el espectador decida con cual se aferra e identifica.

Este producto ha sido una pauta para muchos dramas e historias de amor, si bien es una historia con rasgos sobrevalorados, donde el sentimentalismo es esencial, sus mayores virtudes recaen en sus actuaciones, su banda sonora (Marvin Hamlisch) y la aclamada canción “The Way We Were”, sea esta canción una virtud o un fetichismo.

La historia es recomendable para tomar una trama donde la ideología desplaza al gusto y el drama sobrepasa al romance, evocada por el sufrimiento que emana su escena final.

Lucio Rogelio Avila Moreno

Enlaces

Sydney Pollack

Robert Redford

James Woods


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:72    Promedio:4.3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies