• Por AlohaCriticón

traidor en el infierno cartel critica stalag 17TRAIDOR EN EL INFIERNO (1953)

Director: Billy Wilder.

Intérpretes: William Holden, Don Taylor, Otto Preminger, Robert Strauss.

Segunda Guerra Mundial. En un campo de prisioneros

nazi llamado stalag 17 se encuentran cientos de prisioneros de

guerra norteamericanos.

Cuando dos de ellos intentan escapar, Johnson y

Manfredi, son asesinados antes de lograr su objetivo. A partir de

ahí, se empieza a especular con la idea de que se encuentra un traidor

en el barracón al que pertenecían los dos sargentos que intentaron

fugarse.

Obra maestra de Billy Wilder, aunque inferior a otras del mismo autor

como “El crepúsculo de los dioses” o “Testigo de cargo”. El film es una mezcla

de comedia, drama y suspense, en el cual se enfoca de forma cómica el

nazismo o los campos de concentración (parte de la familia de Wilder murió en el

campo de concentración de Austwitch) e incluso llega a ridiculizar a

los propios nazis (en una escena realmente graciosa, los prisioneros

norteamericanos disimulan el cable de la radio que tienen en secreto

mediante una red de voleyball y consiguen q uno de los militares

alemanes juegue con ellos). Por otro lado el personaje del sargento

Schultz también es muy gracioso aunque no por ello está ridiculizado.

La película, basada en la obra teatral del mismo título, escrita por

Donald Bevan y Edmund Trzcinski, se caracteriza por un gran guión del

propio Wilder, esta vez acompañado por Edwin Blum, y alterna momentos

de gran intensidad emotiva, como cuando todos los sargentos presos del

barracón regalan una ocarina nueva a Joey (Robinson Stone) por

Nochebuena o cualquier otro momento en el que aparece este personaje,

con otros de gran frescura cómica, especialmente las escenas en las

que intervienen Robert Strauss en el papel de “Chimpancé” o “Animal”,

enamorado de la actriz Betty Grable, Harvey Lembeck en el papel de su

amigo Shapiro, y el propio sargento Schultz.

Como contrapunto al sargento Schultz encontramos al comandante

Von Schernbach, encarnado por el director Otto Preminger.

Sin embargo, la mejor interpretación de la película recae en

William Holden, quien obtuvo el Oscar al mejor actor principal por

encarnar al sargento Sefton, el principal sospechoso de ser el traidor

al negociar con los nazis y así obtener favores especiales. Ésta fue

la segunda vez que Wilder dirigió a Holden tras “El crepúsculo de los

dioses”. Más tarde lo haría en “Sabrina” y “Fedora”.

El film termina con un gran final envuelto en un clímax

perfecto repleto de tensión y toda la película está acompañada de una

gran partitura, no obstante corrió a cargo de Franz Waxman, y de una

magnífica fotografía en blanco y negro.

Para terminar, reseñar que uno de los valores más importantes

de la película recae en el concepto de patriotismo que ofrece Wilder,

ya que Sefton, durante gran parte de la película no da muestras de

ello, sino que su frialdad da a pensar justo lo contrario, y sin

embargo, es cuando hace falta, cuando se arriesga por su patria para

pasar de antihéroe a héroe.

”Stalag 17” fue la penúltima película que Wilder realizó para

la Paramount (para la que siempre había trabajado), debido a que

quisieron cambiar algunas partes de la película para que pudiera

verse en Alemania sin que los alemanes se sintieran ofendidos, a lo cual

el maestro austriaco no aceptó y rompieron las relaciones tras acabar

el rodaje de “Sabrina”, para la cual ya estaba comprometido.Paramétrico

Enlaces

Billy Wilder

William Holden


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:22    Promedio:4.5/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies