• Por AlohaCriticón

WEST SIDE STORY (1961)

Director: Robert Wise y Jerome Robbins.

Intérpretes:Natalie Wood, Richard Beymer, Russ Tamblyn, George Chakiris.

Nueva York, década de los 60. Dos pandillas, los Jets, hijos de inmigrantes europeos liderados por Riff (Russ Tamblyn), y los Tiburones, con Bernardo (George Chakiris) como cabecilla de un grupo de adolescentes de origen puertorriqueño, mantienen un enfrentamiento constante.

Uno de los Jets, llamado Tony (Richard Beymer) se enamorará de Maria (Natalie Wood), la hermana de Bernardo. Un clásico del musical, que desarrolla un alegoría sobre la violencia urbana, su génesis y sus letales derivaciones, con apuntes críticos a la xenofobia, al racismo, al trato al inmigrante, al condicionamiento familiar y grupal del comportamiento vehemente, determinado por un contexto propicio al mismo, estableciendo también una mirada al distanciamiento generacional y a la entidad del joven en la pandilla y al margen de ésta, con vinculaciones afectivas y románticas. Como bien expone el film en sus dos horas y media de metraje, mediante el uso de la violencia jamás se podrá lograr un objetivo que vaya más allá de esa propia actitud.

Su vorágine, que termina atrapando hasta a la persona más sensata y calmada, convirtiendo sus ansias futuras de felicidad en una fuente de rencor e ímpetu, solamente puede conducir al dolor, la muerte y el odio.

Al margen de sus implicaciones temáticas y vinculadas a ellas líricamente, a lo largo de esta agridulce, taciturna y noctívaga película, dirigida por Robert Wise con la ayuda en las coreografías de Jerome Robbins, aparecen un buen número de grandes canciones escritas por Leonard Bernstein (música) y Stephen Sondheim (letras), entre ellas, clásicos como “America”, “Tonight”, “Maria”, “One hand, one heart” o “Cool”.

Esta actualización de la historia de William Shakespeare “Romeo y Julieta”, que había sido llevada con anterioridad al teatro, fue adaptada por el guionista Ernest Lehman (“Con la muerte en los talones”) y protagonizada por Natalie Wood (doblada en las canciones por Marni Nixon), Richard Beymer (una persona muy proclive a las causas sociales en su vida real), Russ Tamblyn (conocido por su participación en “Siete novias para siete hermanos”) y los oscarizados George Chakiris y Rita Moreno, ambos excelentes en sus papeles de reparto y sin demasiada fortuna en sus siguientes trabajos cinematográficos, especialmente Chakiris.

Enlaces

Natalie Wood

Muchos musicales han pasado a la historia del cine por su calidad en lo referente a sus bailes, sus canciones y demás características propias de este género cinematográfico (“Cantando bajo la lluvia”, “Mary Poppins”…) pero ninguno de ellos supera, en mi opinión, la conmovedora grandeza y espectacularidad de “West Side Story”.

Ganadora de 10 Oscars de la Academia en 1961 (incluyendo el de mejor película), esta maravillosa historia de amor conquistó el corazón de millones de espectadores de todo el mundo en su día, convirtiéndose en un éxito de crítica y taquilla.

Este magistral y emocionante musical traslada la tragedia de “Romeo y Julieta” de William Shakespeare al mundo actual y, como trasfondo, nos muestra los barrios pobres de Nueva York en los años 50.

En dichos barrios conviven con poca fortuna dos bandas callejeras de diferentes nacionalidades: unos son los Jets (de origen inglés) y otros los Sharks (de origen puertorriqueño). Todo marchará, más o menos, tranquilamente hasta que se descubra que un chico de los Jets mantiene un apasionado romance con una muchacha del bando contrario. Los enfrentamientos no tardarán en producirse y el asunto terminará yéndoseles de las manos, llevándoles a la tragedia.

Las coreografías de Jerome Robbins, las letras de Stephen Sondheim, la inolvidable música de Leonard Bernstein, las excepcionales interpretaciones de todo el reparto (con especial atención a una encantadora Natalie Wood) y el buen pulso narrativo de Robert Wise, hacen de este musical todo un espectáculo para los aficionados al género.

Canciones tan inolvidables como “Tonight”, “Maria”, “Somewhere”, “Cool” o el mítico número musical de “America” permanecerán para siempre en la memoria del espectador, que sabe que difícilmente podrán realizarse musicales tan excepcionales como éste, que mantiene toda su fuerza y esplendor con más de cuarenta años a sus espaldas. Inolvidable y de visión obligada.

Raúl Calderón

Enlaces

Natalie Wood


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:91    Promedio:4.1/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies