Buscar:
Menú
Inicio El Criticón
Inicio Aloha Criticón
Estrenos de cine
Novedades en DVD
Críticas de películas de todos los tiempos
Estrellas del cine actual
Protagonistas del cine clásico
La Taquilla de cine
Trivial de Cine, Música y Literatura
Libros de Cine Clásico
Películas recomendadas
Preguntas y respuestas de cine, música o literatura
Preguntas Cine- Orden Alfabético
Archivo de Noticias
Autores de las críticas, biografías, respuestas...
Aviso Legal
Publicítese en AlohaCriticón
Contacto

Libros Aloha Discos
Libros Críticas Cine Clásico
Fallo XXII Certamen de Relato Corto
Algunas Críticas
-> Perdida
-> El Corredor Del Laberinto

-> Y Muchas Más...

Intérpretes
-> Denzel Washington
-> Megan Fox

-> Y Muchos Más...

Clásico
-> Ann Blyth
-> Perversidad

-> Y Muchos Más...

Preguntas Cine
-> Mujer Lobo - ¿Qué película?
-> Orson Welles - Moby Dick

-> Y Muchas Más...

Más AlohaCriticón
> Libros - ViajeLiterario
> Música - AlohaPopRock
> Trivial Aloha de Cine, Música y Literatura
> RSS

Suspense (1961) de Jack Clayton - Crítica
Compartir:  Compartir en Facebook   Compartir en Twitter   Compartir en Google Buzz   Añadir a Yahoo   Enviar a Meneamé   Enviar a Digg   Enviar a MySpace   Enviar a un amigo
Puntuación lectores
9.1/10Vota tú esta película

suspense jack clayton the innocents

SUSPENSE (1961)
Dirección: Jack Clayton.
Intérpretes: Deborah Kerr, Michael Redgrave, Peter Wyngarde, Megs Jenkins.


Inglaterra, siglo XIX. Miss Giddens (Deborah Kerr) es una institutriz que acude a una mansión para cuidar a Flora (Pamela Franklin) y Miles (Martin Stephens).

Conforme avanza el tiempo la mujer percibirá extrañas sensaciones alrededor de los niños que parecen indicar su posesión por los espíritus de sus anteriores tutores.

Una maniobra de engaño facil al espectador; engaño porque siempre resulta sorprendente el desenlace de cada uno de los acontecimientos a lo largo de la trama, y facil porque tales sorpresas no suponen un esfuerzo en su asimilación, ni mucho menos.
“The Innocents” es efectivamente una vuelta de tuerca más para una historia fantástica en la que no sólo un niño, sino dos, son los testigos inocentes de la presencia de fantasmas paseándose por el caserón en el que se hallan aislados de todo contacto con su tío, y al cuidado de una bella institutriz; así se lo propuso Henry James en su obra y con el mismo espíritu es trasladado a la pantalla. Afortunadamente: hay diferencias, las diferencias propias entre soportes comunicativos y artísticos tan diferentes como son el cine y la literatura. Afortunadamente.

“The Innocents” juega con los puntos de vista. La película manipula al espectador (o lo intenta, al menos) porque la forma que tiene de contar lo que está sucediendo no es en ningún caso objetiva: no son objetivas las imágenes y tampoco los diálogos seleccionados; vemos lo que la cámara nos enseña y oímos lo que ciertos personajes están diciendo en momentos concretos... pero no lo abarcamos todo, no tenemos una visión omnipotente de las circunstancias (y no estoy hablando del viejo conocido narrador “omnisciente”, que eso es otro tema puramente literario) y por eso estamos condenados a creer lo que se nos cuenta y punto, aunque sea contradictorio.

La película parte del final, para contarnos lo sucedido desde el principio, o mejor dicho: desde la llegada de la institutriz a la casa, puesto que ya habían sucedido muchas otras cosas antes, y en eso mismo consistirá la trama: en la reconstrucción de los acontecimietos anteriores a la llegada de la intrépida institutriz protagonista. A partir de aquí, todo lo que sucede en la pantalla va a estar filtrado por la percepción de esta mujer, a quien estamos condenados a creer ciegamente, inocentemente.
Es bien cierto que el espectador ya está hecho a este tipo de historias, sabe cuando se supone que debe dudar ante lo que está viendo (el género de suspense ha sido, es y será muy exitoso) pero aún así, hay veces en que la historia a la que se enfrenta logra superar su “control sobre la situación” y acaba siendo engañado. Afortunadamente.

Que Mrs. Giddens (quien por cierto, en la versión literaria no es nombrada jamás) sufra alucinaciones durante toda la película y “en ocasiones vea muertos” es una posible interpretación, pero entonces no tendría sentido que el dulce Miles muriese en brazos del fantasma llegado el final; si por el contrario suponemos que la protagonista no está loca y que, por tanto, sus palabras iniciales “lo único que quiero es salvar a los niños, no destruírlos” son la explicación a sus deseos de proteger a los pobres hermanitos con dotes de mediums, habría que suponer que este par de criaturas son cualquier cosa menos inocentes (Miles y Flora, el soldado y la primavera) porque consiguen hacerle la vida imposible a la pobre mujer, que ya no sabe si defenderlos ante lo paranormal, o jugar con ellos al juego de los fantasmas: ellos fingen no saber nada y ella finge no saber que ellos saben nada... cuando en realidad, todos se están cruzando con los espíritus de criados muertos por el pasillo de la casa.

En definitiva, puede decirse que la película es brillante, es compleja y engaña facilmente, pero es frustrante: nos quedamos con dudas porque perseguimos la verdad, porque queremos saber más que la institutriz, pero la verdad no hay forma de alcanzarla. Así lo quiso James y así lo adaptó Clayton.

Villarquide

Fichas En ElCriticón-AlohaCriticón

Deborah Kerr

© Aloha Criticón. Todos los derechos reservados.

 

Estrenos con Tráilers


Críticas


Estrellas

Aloha PopRock El Criticón Viaje Literario
Biografías y discografías
Novedades discográficas
Discos Recomendados
Preguntas Rock
Críticas de discos
RadioPsico60s
Libros-Guías Rock
Trivial Aloha
Estrenos de cine
Novedades en DVD
La Taquilla
Películas recomendadas
Críticas de películas
Estrellas del cine actual
Intérpretes cine clásico
Libros Cine Clásico
Novedades literarias
Libros más vendidos
Literatura en el cine
Libros recomendados
Biografías de escritores
Comentarios de libros
Certamen Relato Corto
Citas de escritores
© Aloha Criticón. Todos los derechos reservados.
Aviso Legal |  ¿Quiénes somos? |  Publicidad |  Contactar |  Política De Cookies |  RSS  ]