Buscar:
Menú
Inicio El Criticón
Inicio Aloha Criticón
Estrenos de cine
Novedades en DVD
Críticas de películas de todos los tiempos
Estrellas del cine actual
Protagonistas del cine clásico
La Taquilla de cine
Trivial de Cine, Música y Literatura
Libros de Cine Clásico
Películas recomendadas
Preguntas y respuestas de cine, música o literatura
Preguntas Cine- Orden Alfabético
Archivo de Noticias
Autores de las críticas, biografías, respuestas...
Aviso Legal
Publicítese en AlohaCriticón
Contacto

Libros Aloha Discos
Libros Críticas Cine Clásico
Fallo XXII Certamen de Relato Corto
Algunas Críticas
-> Drácula: La Leyenda Jamás Contada
-> Annabelle

-> Y Muchas Más...

Intérpretes
-> Liam Neeson
-> Jennifer Lawrence

-> Y Muchos Más...

Clásico
-> Maureen O'Hara
-> El Botones

-> Y Muchos Más...

Preguntas Cine
-> Películas clave del expresionismo alemán
-> Nikolai Cherkasov

-> Y Muchas Más...

Más AlohaCriticón
> Libros - ViajeLiterario
> Música - AlohaPopRock
> Trivial Aloha de Cine, Música y Literatura
> RSS

Hijos de los hombres (2006) de Alfonso Cuaron - Crítica
Compartir:  Compartir en Facebook   Compartir en Twitter   Compartir en Google Buzz   Añadir a Yahoo   Enviar a Meneamé   Enviar a Digg   Enviar a MySpace   Enviar a un amigo
Puntuación lectores
8.1/10Vota tú esta película

HIJOS DE LOS HOMBRES (2006)

Dirección: Alfonso Cuarón.
Intérpretes: Clive Owen, Claire-Hope Ashitey, Julianne Moore, Michael Caine.

Película basada en una novela de P. D. James. Con guión de David Arata ("Juego De Espías", "Sueños Rotos"), Alfonso Cuarón ("Y Tu Mamá También", "Sólo Con Tu Pareja"), Mark Fergus ("La Primera Nevada", "Consequence"), Hawk Otsby ("La Primera Nevada", "Consequence") y Timothy J. Sexton.

Londres, año 2027. El futuro de la humanidad está en dificultades en una sociedad anárquica, incapaz de procrear y con un clima caótico marcado por la violencia de sectas nacionalistas. Al borde de la extinción y tras la muerte del ser humano de menor edad, Theodore Faron (Clive Owen) tendrá que proteger a una mujer (Claire-Hope Ashitey) milagrosamente embarazada hasta un santuario.

No cabe duda que Alfonso Cuarón es un director versátil. Tanto rememora a Shirley Temple adaptando un cuento de Frances Hodgson Bennett como se ocupa del Harry Potter de J. K. Rowling, actualiza un melodrama de Charles Dickens o escribe una road movie sexual.

Ahora se acerca a la baronesa-escritora británica P. D. James y a la distopía, historia de tipo apocalíptico que en vista de las consecuencias de la acción desarrollada en la historia futurista nos permite reflexionar sobre la orientación social y política de nuestro presente, el constructor de tal futuro.

La verdad es que no lo hace del todo mal, más bien todo lo contrario. Elimina en parte las aristas más pueril-comerciales y no resulta despreciable su fosca comunión entre acción sin tiranía infantil de efectos especiales, ciencia-ficción psicológica de tono melancólico y alegoría religiosa, asuntos que en diferentes, iguales, vertientes fueron tratados mil veces antes, sean en su aspecto literario, con Orwell, Bradbury, Huxley, Matheson, Atwood, o en su vertiente cinematográfica, la más reciente “V de Vendetta” o “28 días después”.

hijos de los hombres movie review critica clive owen cuaron children of men

A través de esa ligadura se manifiestan en un ambiente opresivo y caótico cuestiones como el totalitarismo ideológico, el pensamiento único, los nacionalismos radicales, la violencia extrema, el trato injusto al diferente, la xenofobia, la corrupción en las altas esferas de poder, la excesiva burocratización, el armamento nuclear… hechos, actitudes y pensamientos que conducen a los protagonistas del film a una sociedad caótica, anárquica, desalentadora, propicia para el cultivo de actitudes y/o manifestaciones indóciles con lugar para el típico antihéroe cínico.

children of men review movie fotos pictures

Lo más importante de esta fábula con sentido trágico y trazos de docudrama futurista, es la preocupación en la búsqueda de emociones dolientes compartidas entre Cuarón y el asistente a la sala, con la exhibición de una taciturna textura de expresión naturalista, los contrastes en el desahogo de la gradación afligida con la frescura aportada por el viejo hippy encarnado por Michael Caine, el intento de acercamiento al detalle atmosférico, al clima depresivo de una historia con un buen manejo de la tensión en la intriga, una brillante escenografía, un idóneo uso de las localizaciones…

Sin embargo al guión le falta ofertar algunas explicaciones a motivos, a elecciones personales, a razonamientos más allá de la simple sugerencia, centra la vorágine distópica en aspectos ya manidos, posee cierto esquematismo en el retrato y relación de personajes y lo peor de todo, el final manifiesto por Cuarón requería de mayor ambigüedad, otorgando el permiso individual para ubicar la conclusión desde el sentir propio del espectador y no actuando con arbitrio fácil de buenos deseos. A pesar de todo, una película bastante recomendable.

Fichas En ElCriticón-AlohaCriticón

Alfonso Cuarón
Clive Owen
Julianne Moore
Chiwetel Ejiofor
Michael Caine
Charlie Hunnam



Inquietante y aterradora película de ciencia-ficción basada en la novela del mismo título de la escritora inglesa P.D. James, y rodada con mano firme, esmero y talento por el siempre interesante realizador mexicano Alfonso Cuarón, quien con esta producción nos ofrece una obra maestra dentro de un género usualmente maltratado.

Lo interesante del film es que tratándose de un título de anticipación, Cuarón se ha preocupado por ofrecer al público (con un guión adaptado por él mismo) una historia quizá improbable pero no por ello inverosímil, terrible y desconcertante.
En ella se nos muestra con imagenes impactantes una posible extinción de la raza humana a causa de la infertilidad que sufre la mayor parte de las mujeres en el mundo entero. Su protagonista, Theodore Faron, magistralmente interpretado por Clive Owen, hará todo lo que esté en su mano para proteger a la única mujer embarazada que queda en el mundo, convirtiéndose así en una pequeña esperanza para salvar a la humanidad.

La película me ha llegado hasta lo más profundo de mi alma y es que Cuarón, como muy pocos saben hacer, ha logrado con esta grandiosa obra cinematográfica conmover hasta el público más sensible y escéptico, sin tener que recurrir a los típica pirotecnia de los complejos efectos especiales de la era digital, ni a complejos decorados futuristas, ya que lo mejor de la película está en su idónea estructurada narrativa argumental y en lo bien perfilados que están los personajes que intervienen en ella.

En mi opinión la película está predestinada a convertirse en un gran clásico del 7º Arte dentro dentro de su género y a formar parte de La Historia del Cine con todos los honores que se merece.

Por está razón les recomiendo que la vean y reflexionen acerca de lo que somos y de lo insignificantes e imprescindibles que resultamos ser en esta vida que nos ha tocado vivir para bien o para mal. En resumen, el cine también puede servir, además de entretener, para agitar conciencias.

Rostov


Alfonso Cuarón ha filmado su mejor película hasta la fecha, profundamente estremecedora, emotiva, genial. El argumento parte de una situación que ataca directamente al corazón del ser humano, desencadenando repentinamente todos los males que afectan a la sociedad actual, llevándolos al extremo y hundiendo progresivamente a la humanidad.

"Hijos de los hombres" es, por ello, un nítido retrato del camino que sigue nuestro mundo, una llamada de atención incisiva, cruel y realista de lo que nos puede pasar en cualquier momento. Un magnífico compendio de gran cantidad de temas, magistralmente ensamblados.

En ese tremendo contexto se mueven unos personajes que luchan por mantener un mínimo de esperanza, aunque les cueste ganarse la enemistad de (casi) todos los que les rodean.
La película plantea un peligroso viaje gracias al cual se va montando una visión de un mundo que se vuelve más sucio, desagradable e inhumano a medida que avanza. Cada escenario es más desasosegante que el anterior, la esperanza se escabulle en cada resquicio. Todo es un auténtico camino a la perdición.

Así pues, la tensión durante todo el metraje no deja de crecer. Tampoco menguan en nigún momento los recursos que Cuarón utiliza con auténtica maestría, manejando la sorpresa del espectador y llenando sus planos de preciosos detalles (como en la escena del establo o la de la escuela, entre otras).
La película va ganando en lírica a medida que se va ensuciando, y el director consigue lograr un extraño equilibrio entre ambas partes, que convierte el conjunto en un hermoso canto que culmina con un extraordinario plano-secuencia, y con un final poético y asombroso.

Tampoco se quedan atrás las actuaciones de un reparto muy bien elegido. Clive Owen realiza el mejor trabajo de su carrera, acompañado de una no menos estupenda Claire-Hope Ashitey, y un Michael Caine inspiradísimo. Además, el film presenta toda una galería de variopintos personajes que aparecen y desaparecen aportando cada uno diferentes matices al conjunto.

Por último, hay que destacar la impresionante dirección artística (es incontable el número de decorados, todos muy bien trabajados) y la hipnótica y potente banda sonora.

"Hijos de los hombres" es una de esas películas que por su valentía y su poderoso desarrollo se instala en lo profundo del espectador y se queda grabada en la memoria. Es una Obra Maestra. Con mayúsculas.

Wishi


Es difícil imaginarme un mundo sin niños, es aterrador pensar en la devastación del embarazo y la tragedia de una mujer al no poder ser madre, sin embargo para la dama del crimen P. D. James es una cuestión de pensarse y para el director mexicano Alfoso Cuarón es un aspecto digno de adaptarse a la pantalla grande.

“Hijos de los hombres” nos habla acerca de un Apocalipsis cercano según la visión de la escritora, tan cercano que el enfoque de Cuarón es evidentemente aterrador, su propósito de ofrecernos un filme poco alentador con escasas esperanzas para la humanidad, la cual se encuentra poco menos que preparada para la visión devastadora que se nos es mostrada aquí, la cinta en representación de un simulacro premonitorio dice demasiado en algunos aspectos y poco en algunos otros.

Un filme donde el aire se contiene hasta los últimos minutos de duración, la cual a pesar de ser inferior a las dos horas logra mantener al espectador al borde del asiento, su trama es toda una lección concientizante desde una óptica negra, evocando futuros catástrofes, metáforas interesantes, de las cuales resalta a la pupila magistralmente la discriminación a los emigrantes evidentemente marcada en la cinta como crítica a la situación que se está viviendo en México, el país natal del director, quizá no de manera tan franca como el ángulo que ha optado Alejandro Gonzáles Iñárritu en su último filme “Babel”, aunque a mi perspectiva Cuarón hace mejor trabajo que Iñárritu en algunos aspectos.

Las actuaciones se encuentran en su mejor punto, Clive Owen sorprende con su dramatización inspirada en algún detective de los años cuarenta, lleva en los hombros la funcionalidad del filme junto con Claire-Hope Ashitey, un talento a resaltar en sus próximas interpretaciones, también tenemos al espectacular Michael Caine, un actor que le queda poco por demostrar, una gran carrera la mayoría con papeles destacados o arriesgados, esta vez no ha sido la excepción, mientras que Julianne Moore con su participación nos evita hablar mucho acerca de ella, así cabe decir que se luce bien en cualquier papel que le den a interpretar, no decepciona del todo, sin embargo si llega a hacerlo no es culpa suya.

Pocas complicaciones se le pueden hallar a un filme tan bien estructurado, una ambientación escalofriante con tomas que van desde lo exquisitamente bello hasta lo apabullantemente tenso, el montaje es un acierto fluido que permite al espectador respirar sólo cuando es necesario, los detalles se encuentran furtivamente cuidados, son colocados como para no ser notados pero en definitiva si no fuera por ellos el filme no convencería en la ambientación, la banda sonora aceptable, compuesta por el desconocido John Tavener y la fotografía ya muy conocida y apreciable de Emmanuel Lubezki.

Sin embargo algo falta, y es que en la mayor parte de la cinta se navega en la incertidumbre, no se logran atar algunos cabos que lejos de ser ambiguos se notan incompletos, a mi parecer nos queda debiendo más de una explicación.

En conclusión “Hijos de los hombres” no será de agrado para algunos puntos del público, sin embargo este filme poco busca agradar con una cruel verdad, aún así llega a tener sus puntos poco fidedignos pero en general es una cinta respetable, amarga más no desalmada.

Lucio Rogelio Avila Moreno

Fichas En ElCriticón-AlohaCriticón

Alfonso Cuarón
Clive Owen
Julianne Moore
Chiwetel Ejiofor
Michael Caine
Charlie Hunnam

© Aloha Criticón. Todos los derechos reservados.

 

Estrenos con Tráilers


Críticas


Estrellas

Aloha PopRock El Criticón Viaje Literario
Biografías y discografías
Novedades discográficas
Discos Recomendados
Preguntas Rock
Críticas de discos
RadioPsico60s
Libros-Guías Rock
Trivial Aloha
Estrenos de cine
Novedades en DVD
La Taquilla
Películas recomendadas
Críticas de películas
Estrellas del cine actual
Intérpretes cine clásico
Libros Cine Clásico
Novedades literarias
Libros más vendidos
Literatura en el cine
Libros recomendados
Biografías de escritores
Comentarios de libros
Certamen Relato Corto
Citas de escritores
© Aloha Criticón. Todos los derechos reservados.
Aviso Legal |  ¿Quiénes somos? |  Publicidad |  Contactar |  Política De Cookies |  RSS  ]