Buscar:
Menú
Inicio El Criticón
Inicio Aloha Criticón
Estrenos de cine
Novedades en DVD
Críticas de películas de todos los tiempos
Estrellas del cine actual
Protagonistas del cine clásico
La Taquilla de cine
Trivial de Cine, Música y Literatura
Libros de Cine Clásico
Películas recomendadas
Preguntas y respuestas de cine, música o literatura
Preguntas Cine- Orden Alfabético
Archivo de Noticias
Autores de las críticas, biografías, respuestas...
Aviso Legal
Publicítese en AlohaCriticón
Contacto

Libros Aloha Discos
Libros Críticas Cine Clásico
Fallo XXII Certamen de Relato Corto
Algunas Críticas
-> Drácula: La Leyenda Jamás Contada
-> Annabelle

-> Y Muchas Más...

Intérpretes
-> Liam Neeson
-> Jennifer Lawrence

-> Y Muchos Más...

Clásico
-> Maureen O'Hara
-> El Botones

-> Y Muchos Más...

Preguntas Cine
-> Películas clave del expresionismo alemán
-> Nikolai Cherkasov

-> Y Muchas Más...

Más AlohaCriticón
> Libros - ViajeLiterario
> Música - AlohaPopRock
> Trivial Aloha de Cine, Música y Literatura
> RSS

Inteligencia Artificial (2001) de Steven Spielberg - Crítica
Compartir:  Compartir en Facebook   Compartir en Twitter   Compartir en Google Buzz   Añadir a Yahoo   Enviar a Meneamé   Enviar a Digg   Enviar a MySpace   Enviar a un amigo
Puntuación lectores
8.7/10Vota tú esta película

INTELIGENCIA ARTIFICIAL (2001)

Director: Steven Spielberg
Intérpretes: Haley Joel Osment, Jude Law, Frances O'Connor, William Hurt.

David (Haley Joel Osment) es un niño-robot ideado por el profesor Hobby (William Hurt) adoptado por la pareja Henry (Sam Robards) y Monica (Frances O’Connor), cuyo hijo se encuentra crionizado con la esperanza de que supere su enfermedad. Cuando éste finalmente se recupere, David es abandonado en un bosque junto a Teddy, su oso de peluche. Pronto se topará con Gigoló Joe (Jude Law), un robot con el que entablará amistad y con el que evitará ser exterminado en la “Feria de la carne” al mismo tiempo que buscan un encuentro con el hada azul para convertirse en humano.



Cuento de hadas futurista de talante pesimista, narrado de una manera demasiado pretenciosa, en especial en la última parte de su excesivo metraje, con un Steven Spielberg remedando desde su propia óptica la dialéctica empapada de engreída entonación lírica del Kubrick más reflexivo.

El hábil cóctel de espectáculo y emoción para todos los públicos que suelen deparar las obras de Steven Spielberg vuelve a ponerse de manifiesto en esta búsqueda de afecto y cariño, de encuentro y necesidad afectiva en una relación materno-filial, de pérdida de la inocencia, de desasosiego de una raza humana extremada en sus métodos para perpetuar su propia supervivencia, de aislamiento hacia el diferente y de la expresión mágica e ilusoria de hacer realidad nuestros deseos más inalcanzables.

El primer acto de "Inteligencia Artificial (A. I.: Artificial Intelligence) muestra al robot-niño tomando conciencia de su propia identidad e interactuando con sus "padres adoptivos" y con las diferentes circunstancias que van desarrolando su existencia en su nuevo hogar.
Aquí, el manejo de las situaciones y personajes, a veces demasiado iterativas, reflejan la validez de la sintaxis emocional de Spielberg, alcanzando su punto más álgido con la conmovedora escena (el abandono en el bosque) que provoca un punto de giro en el que además de presentarnos a unos nuevos personajes (como un Jude Law en un papel divertido pero de escaso desarrollo) nos penetra en el típico mundo spielbergiano, repleto de grandilocuencia en sus efectos especiales, la adopción de punto de vista cercano a lo infantiloide y la acentuación en los mensajes de carga más sentimental.

El último acto resulta demasiado excesivo en sus ínfulas filosóficas y artísticas, aunque su naturaleza de cuento de hadas (es obvia la referencia a Carlo Collodi y "Pinocho", presente constantemente en la propia película) redime un poco estas desproporciones alabadas por gente proclive a asociar de antemano nombres con calidades.

La vaguedad en la culminación de la película con idas y venidas de una narración en off, siempre con la tendencia al ablandamiento terminante de sus historias, pone punto final a este sombrío y taciturno título, que cuenta con magníficos pasajes desbordantes de fantasía y lirismo y una excelente interpretación de Haley Joel Osment, lo mejor de esta película.

Enlaces

Steven Spielberg
Haley Joel Osment
Jude Law
William Hurt
Frances O'Connor
Robin Williams
Ashley Scott
Chris Rock


Estamos ante una película poco aceptada entre el público, y sobretodo, poco entendida. Bien, es cierto, no es la mejor película de Spielberg (ni de lejos), pero el objetivo de esta crítica no es culparlo a él totalmente de lo sucedido.
Esto era un proyecto de Kubrick, interrumpido bruscamente tras su muerte, que el autor de "Tiburón" reanuda para tratar de hacerle un pseudohomenaje.

Podríamos estar hablando de una obra maestra, pero tiene un fallo garrafal, y es que debería haber terminado media hora antes, puesto que la última parte es una increíble e inesperada tomadura de pelo.
Ofende a la inteligencia del espectador de una forma descarada, sólo comparable al final de "The Game", de David Fincher. Era precedible que así ocurriera, ya que el guión difícilmente se sostiene y claro, Spielberg, con su tono pasteloso e infantiloide (que tantas veces ha utilizado y otras tantas esto le ha reportado éxito) acaba la película del modo más odioso y menos inteligente que nos cabía esperar.

La interpretación de Haley Joel Osment es simplemente magistral. Simplemente creo que dentro de algunos años quedará en la memoria, en los libros y enciclopedias de cine y antologías varias, su encarnación de David, el niño robot.

David es asignado a una familia en la que el único hijo de la pareja lleva años en estado vegetativo, y él surge como sustituto, con el rechazo de la madre y la indiferencia del padre.
Pero la situación cambia y David, que está programado para amar incondicionalmente, va recibiendo poco a poco el amor de su madre (con evidentes signos del complejo de Edipo, ya que David no puede crecer y por tanto superarlo).

Pero Martin, el hijo de la pareja, despierta del coma y la situación se hace insostenible por la incompatibilidad de los niños. Así que la madre, en lugar de devolverlo a la fábrica como estaba previsto, lo abandona en el bosque para evitar que lo destruyan en la fábrica.
Esto, sin lugar a dudas, convierte a esta película en una de las más deprimentes que se puedan ver. No sólo por esto, sino por otros detalles posteriores que transmiten un aire pesimista y nula esperanza en el ser humano (con cierto aire al Planeta de los Simios).
Del desarrollo poco más voy a contar: David, en su nueva etapa conoce a Gigoló Joe, un robot diseñado para dar placer a las mujeres. Atención a las escenas de la Feria de la Carne, escalofriantes.

Gigoló Joe está interpretado por Jude Law, uno de los mejores actores del panorama actual: sus películas se cuentan por excelentes actuaciones.
Sin duda su presencia es imprescindible para intentar salvar la película. Y mención especial para la banda sonora de John Williams, muy distinto a lo que nos tiene acostumbrado, sus melodías se ajustan perfectamente con la historia.

Pero todo está hecho. El desarrollo se tambalea conforme vamos avanzando. Estamos ante algo que podría haber sido obra maestra, es como el prototipo de cómo una gran película se puede ir a pique en pocos minutos.
Sencillamente, todo tendría que haber terminado en la escena en la que David se tira del balcón en Manhattan, después de visitar a Hobby, personaje interpretado por William Hurt de una forma muy eficiente.

Las referencias de esta película: la frialdad de Kubrick, Un Mundo Feliz, de Aldous Huxley, y sobretodo Pinocho, de Carlo Collodi.

Señoras y señores, esto daba para muchísimo más. Lástima que Kubrick muriera a destiempo y que Spielberg no supiera arreglar el pastel.

Luis Fernando Romero Calero

Enlaces

Steven Spielberg
Haley Joel Osment
Jude Law
William Hurt
Frances O'Connor
Robin Williams
Ashley Scott
Chris Rock

© Aloha Criticón. Todos los derechos reservados.

 

Estrenos con Tráilers


Críticas


Estrellas

Aloha PopRock El Criticón Viaje Literario
Biografías y discografías
Novedades discográficas
Discos Recomendados
Preguntas Rock
Críticas de discos
RadioPsico60s
Libros-Guías Rock
Trivial Aloha
Estrenos de cine
Novedades en DVD
La Taquilla
Películas recomendadas
Críticas de películas
Estrellas del cine actual
Intérpretes cine clásico
Libros Cine Clásico
Novedades literarias
Libros más vendidos
Literatura en el cine
Libros recomendados
Biografías de escritores
Comentarios de libros
Certamen Relato Corto
Citas de escritores
© Aloha Criticón. Todos los derechos reservados.
Aviso Legal |  ¿Quiénes somos? |  Publicidad |  Contactar |  Política De Cookies |  RSS  ]