Buscar:
Menú
Inicio El Criticón
Inicio Aloha Criticón
Estrenos de cine
Novedades en DVD
Críticas de películas de todos los tiempos
Estrellas del cine actual
Protagonistas del cine clásico
La Taquilla de cine
Trivial de Cine, Música y Literatura
Libros de Cine Clásico
Películas recomendadas
Preguntas y respuestas de cine, música o literatura
Preguntas Cine- Orden Alfabético
Archivo de Noticias
Autores de las críticas, biografías, respuestas...
Aviso Legal
Publicítese en AlohaCriticón
Contacto

Libros Aloha Discos
Libros Críticas Cine Clásico
Bases XXII Certamen de Relato Corto
Algunas Críticas
-> Guardianes De La Galaxia
-> Chef

-> Y Muchas Más...

Intérpretes
-> Scarlett Johansson
-> Channing Tatum

-> Y Muchos Más...

Clásico
-> Marian Marsh
-> Suez

-> Y Muchos Más...

Preguntas Cine
-> Burt Lancaster y Kirk Douglas juntos
-> Rainer Werner Fassbinder - ¿Película recomendada?

-> Y Muchas Más...

Más AlohaCriticón
> Libros - ViajeLiterario
> Música - AlohaPopRock
> Trivial Aloha de Cine, Música y Literatura
> RSS

Los Otros (2001) de Alejandro Amenabar - Crítica
Compartir:  Compartir en Facebook   Compartir en Twitter   Compartir en Google Buzz   Añadir a Yahoo   Enviar a Meneamé   Enviar a Digg   Enviar a MySpace   Enviar a un amigo
Puntuación lectores
8.0/10Vota tú esta película

LOS OTROS (2001)

Director: Alejandro Amenábar
Intérpretes: Nicole Kidman, Fionnula Flanagan, Alakina Mann, James Bentley.

Grace (Nicole Kidman), en espera de su esposo que se encuentra combatiendo en la Segunda Guerra Mundial, es una mujer de fuertes creencias religiosas que vive en un caserón apartado con sus hijos Anne (Alakina Mann) y Nicholas (James Bentley), quienes sufren una extraña enfermedad que les impide mantener un contacto con la luz.
La llegada de unos nuevos sirvientes coincide con la aparición de extraños fenómenos en la gran mansión.

Tanto como la beatería materna de Nicole Kidman obceca a ésta en la extrema religiosidad que empapa la instrucción de sus dos retoños, el cine de Alfred Hitchcock parece la máxima obsesión de este interesante realizador español, sin duda un especialista en el género de la intriga y el suspense, que ha presentado un tercer título extremadamente sobrevalorado.

De indudable capacidad para la creación plástica y atmosférica, casi todos los elementos manejados por Amenábar están dispuestos para la simple instauración de esa ambientación proclive a enaltecer el ánimo intrigante del espectador, más que para fortalecer la historia ambientada.

La enfermedad de los niños, que agudizan un ya de por sí espacio natural lleno de penumbras; el excesiva puritanismo del personaje de Kidman, que provoca diálogos impregnados de imágenes mortuorias y espirituales o la ubicación del caserón (muy al estilo "Rebeca"), propio de un cuento fantástico envuelto en la neblina británica, son ingredientes dispuestos para la plasmación de situaciones, que aunque dibujadas con un buen tacto hitchcockiano (a veces muy complaciente), no terminan de intensificar una acción demasiado fría y un relato ya de por sí muy melifluo.

Este brumoso paseo por la locura, la preocupación, la vida y la muerte despliega una impecable factura, pocos sustos y vago ímpetu, carece asimismo de originalidad en sus propuestas y el twist final, más que sorprendente resulta incongruente.

Lo más destacable es el poderío del suspense asentado en la sugerencia e insinuación y sobre todo, la actuación de Nicole Kidman, modelada al estilo Grace Kelly (no en vano su personaje se llama Grace), otro guiño al maestro Hitchcock.

Enlaces

Alejandro Amenábar
Nicole Kidman


Me alegro de que "Los Otros" haya robado el primer puesto de recaudación en España a un pestiño como Torrente, a la cabeza de la lista debería haber una buena película y en este caso se cumple con gran soltura. "Los Otros" es una cinta de ambientación gótica y tétrica envuelta por una atmosfera opresiva (esa niebla que nunca se va, la oscuridad en la que están obligados a vivir) que te deja pegado a la butaca.

Como es natural en las películas de ese pequeño genio llamado Amenábar el personje principal de la película es la muerte, la muerte todo lo envuelve y los demás personajes van de su mano. Grace (Nicole Kidman) es una madre atormentada por la desaparición de su marido, ultrareligiosa y obsesionada por la extraña enfermedad de sus hijos: una rara aversión a la luz. El film comienza cuando llegan unos nuevos criados, unos sirvientes que traen más de un secreto bajo sus brazos.

Desde ahí comienza a desarrollarse una historia que engancha y asusta a partes iguales y donde la dirección de Amenábar destaca sobre todas las cosas, situa la cámara en el lugar exacto donde el espectador quiere ver.

Nicole Kidman está espléndida, esa fragilidad que representa al llevar una casa a sus espaldas, ese miedo por la luz que puede matar a sus hijos... todo lo hace bien... Fionnula Flanagan (la criada) le da la réplica perfectamente, se mueve como un enigma deseoso de explotar y contar la verdad sobre ellos y sobre la casa. Pero sinceramente desde mi punto de vista en esta pelicula ha ocurrido una revelación: Alakina Mann (la niña), nueve o diez años de talento, las escenas en que está con la Kidman discutiendo son apoteósicas y en la que explica a su madre que hay intrusos en la casa mientras lee la biliba en la escalera con su febril sonrisa en su rostro son magistrales, todo un descubrimiento.

Un thriller clasicista en el que Amenábar intenta emular a Hithcock y todo le sale muy bien acompañado por unos efectos de sonido que ponen los pelos de punta y una ambientación que tan solo ella ya asusta.

Lo mejor: Nicole Kidman, Alakina Mann, y el momento en que desaparecen las cortinas. El climax final.
Lo peor: el marido de Grace.

Miguel Calvo Marqués


Los psicólogos describen que la primera etapa de cualquier situación psicológica es la negación, en la cual el paciente asegura estar bien y en óptimas condiciones físicas y psicológicas, ó bien finge demencia; tal vez sea la parte más complicada del proceso de recuperación, pues el paciente se aferrar a un concepto imaginario o inexistente en el cual no deja que su vida avance y permanece en un lugar que no le corresponde.

Para que el paciente se recupere debe acepta que tiene un problema y que necesita ayuda, pero, ¿qué tiene que ver esto con el film “Los otros”?...

Película que empieza con la escena en que Grace (Nicole Kidman) despierta en su cama de un sobresalto, ¿esto es el inicio, o el final de la historia?, casi nadie le presta atención a ese grito que expresa el comienzo de una trama cuya cohesión es magistral al combinar el drama con una maraña de suspense y terror que con un toque de tinieblas logra un gran resultado, el cual mantiene al espectador en la duda (no en la ansiedad), que atrapa hasta el último respiro de interrogación, englobando un twist que logra engañar a “casi” todo tipo de espectador ansioso de un final que sea diferente a la mayoría de los bodrios finales de producciones de zahúrda que prometen mucho pero poco cumplen.

Muchos dirán que esta película triunfó por el tipo de atmósfera sicodélica artificiosa; y la verdad esto tiene mucho de cierto, pues para crear un buen film de suspense, hay que crear una atmósfera que encaje para la ocasión, pero esto no sería suficiente si la trama y el mensaje fuera una broza, cosa que aquí no sucede, pues a un que muchos (por no decir la mayoría) toman el mensaje de típico del fantasma que se esconde en las casas viejas y asustan a la gente con un estrepitoso ¡Buuu!, no es el punto principal del filme, pero si el que más atrae al público imberbe que no se fija que lo que se expresa en la pantalla no es un fantasma moribundo y en pena, sino un alma que se aferra a su vida anterior, a su materialismo, o a alguna misión que no pudo cumplir y está tan obsesionado a ese concepto que lo mantiene en un lugar que no le corresponde, logrando no sólo una atmósfera de tinieblas, sino también, una ambientación de encierro, un sentimiento de monotonía y una esperanza muy pobre de alguna solución, que recae en un futuro poco perceptible y opaco, o ¿será el pasado el que es lo confuso?; preguntas como estas te asechan en la película cuando estás sentado en tu butaca de cine con un buen refresco de cola en la mano, estrujando la lata esperando algún sobresalto… pero casi no los encuentras.

Al parecer al director (Alejandro Amenábar) se encargó de que te cuidaras de unos sobresaltos inexistentes (cosa por lo que este film no obtiene más de las 3 ½), además de constar con escenas un poco tediosas y aburridas (pero son muy pocas), que se salvan gracias a la magnífica actuación de Kidman que encarna a una madre (tal vez viuda) que defiende lo suyo con escopeta en mano y dispuesta a todo… ¿hasta matar?.

Así pues, la trama no muestra un alma exigiendo justicia, sino un alma que quedó atrapada en algún instante de su vida.
Buen concepto de la realidad vivida, la vida, la muerte, la negación y sobre todo la forma en que se toman estas situaciones.

Lucio Avila

Enlaces

Alejandro Amenábar
Nicole Kidman

© Aloha Criticón. Todos los derechos reservados.

 

Estrenos con Tráilers


Críticas


Estrellas

Aloha PopRock El Criticón Viaje Literario
Biografías y discografías
Novedades discográficas
Discos Recomendados
Preguntas Rock
Críticas de discos
RadioPsico60s
Libros-Guías Rock
Trivial Aloha
Estrenos de cine
Novedades en DVD
La Taquilla
Películas recomendadas
Críticas de películas
Estrellas del cine actual
Intérpretes cine clásico
Libros Cine Clásico
Novedades literarias
Libros más vendidos
Literatura en el cine
Libros recomendados
Biografías de escritores
Comentarios de libros
Certamen Relato Corto
Citas de escritores
© Aloha Criticón. Todos los derechos reservados.
Aviso Legal |  ¿Quiénes somos? |  Publicidad |  Contactar |  Política De Cookies |  RSS  ]