• Por AlohaCriticón

Hay dos maneras de conseguir la felicidad, una hacerse el idiota, otra serlo.

El que no se atreve a ser inteligente, se hace político.

En la sociedad actual todo el mundo está bajo sospecha. Si uno va con una mujer es un cornudo, si uno va con un hombre es homosexual y si va solo es un onanista.

El amor es como la salsa mayonesa, cuando se corta hay que tirarlo y empezar otro nuevo.

Todos los hombres que no tienen nada importante que decir hablan a gritos.

Un pintor de la edad de Cro Magnon, decorador de cuevas y cavernas, sería hoy primera medalla en cualquier salón de artistas de vanguardia.

La juventud es un defecto que se corrige con el tiempo.

La verdad se parece mucho a la falta de imaginación.

El amor es una comedia en un sólo acto: el sexual.

Los políticos son como los cines de barrio, primero te hacen entrar y después te cambian el programa.

El etcétera es el descanso de los sabios y la excusa de los ignorantes.

La muerte tiene una sola cosa agradable: las viudas.

Cuando el trabajo no constituye una diversión, hay que trabajar lo indecible para divertirse.

La mujer es como los coches, en la vejez es cuando más se pintan.

La dictadura es el sistema de gobierno en el que lo que está prohibido resulta obligatorio.

Historia es desde luego exactamente lo que se escribió pero ignoramos si es lo que sucedió.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Enrique Jardiel Poncela



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies