• Por AlohaCriticón

miguel-de-cervantes-pintura

Cada uno es como Dios le hizo y aún peor muchas veces.

El que lee mucho y anda mucho ve mucho y sabe mucho.

Amor y deseo son dos cosas distintas. Que no todo lo que se ama se desea ni todo lo que se desea se ama.

Donde una puerta se cierra otra se abre.

Puede haber amor sin celos pero no sin temores.

Más vale verguenza en el rostro que mancha en el corazón.

Me moriré de viejo y no acabaré de comprender al animal bípedo que llaman hombre, cada individuo es una variedad de su especie.

Come poco y cena menos que la salud del cuerpo se fragua en la cocina del estómago.

Al bien hacer jamás le falta premio.

Las tristezas no se hicieron para las bestias sino para los hombres. Pero si los hombres las sienten demasiado se sienten bestias.

Más vale una palabra a tiempo que cien a destiempo.

Más vale el buen nombre que las muchas riquezas.

Préciate más de ser humilde virtuoso que pecador soberbio.

La abundancia de las cosas, aunque no sean buenas, hace que no se estimen.

Nuestras horas con amor tienen alas, en su ausencia muletas.

Confía en el tiempo que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades.

Sé breve porque ningún discurso satisface cuando es demasiado largo.

Amistades que son ciertas nadie las puede turbar.

El que no sabe gozar de la suerte cuando le viene no debe quejarse si le pasa.

Esa es la naturaleza de las mujeres, no amar cuando las amamos y amar cuando no las amamos.

Un proverbio es una corta sentencia basada en una larga experiencia.

Demasiada cordura puede ser la peor de la locura, ver la vida como es y no como debería de ser.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Miguel de Cervantes


Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies