• Por AlohaCriticón

En la ciudad de Washington, Robert Langdon investiga el secuestro de su amigo masón Peter Solomon que coincide con la aparición de una mano tatuada con cinco misteriosos símbolos.

Encontrado el filón sólo hay que saber explotarlo, y en eso parece ser experto el novelista Dan Brown con su serie de libros con el criptólogo Robert Langdon inmerso en aventuras de intriga esotérica.

La receta es una escritura sencilla con un enfoque más propio de un guión que de una novela, ubicación de la trama en escenarios históricos emblemáticos, un héroe central que vincula de forma poco creíble y con artificiosa controversia diferente simbología, y personajes secundarios intercambiables de un libro a otro con las mismas actitudes y motivaciones (la mujer megaespabilada y atractiva que acompaña a Langdon en su investigación, el maníaco asesino con particularidades físicas…).

Redundante y formulista, excesivo en páginas, arrítmico y con personajes acartonados, “El Símbolo Perdido” es un thriller que, a diferencia de otras entregas, elude cualquier tipo de controversia (parece un impreso promocional de la masonería) y crea su entretenimiento sobre la misma trama maniquea de siempre en Brown, quien recicla y reúne ópticas new age, notas científicas y sociedades propicias para el germen conspirativo y para el solaz de los seguidores de su método.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Dan Brown


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:20    Promedio:3.1/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies