• Por Antonio Méndez

john-banville-la-guitarra-azulOliver Orme ha dejado de pintar tras ser abandonado por su musa y se dedica a su verdadera pasión: el robo. No roba por dinero, sino por el placer casi erótico de quitarle algo a otro, por ejemplo la mujer de su amigo Marcus, Polly. El problema llega cuando tal robo sale a la luz con consecuencias irreparables para Marcus, Polly, Orme y su mujer Gloria.

Libro pesado de John Banville. “La Guitarra Azul” es redundante en reflexiones, en motivos; sin orientación en trama, sin calado en personajes.

Narrado en primera persona en tono introspectivo, confesional, mezclando la tontería con la pretensión filosófica en un mediocre cruce entre Milan Kundera y Vladimir Nabokov, el pintor protagonista termina siendo insoportable. No digamos sus adláteres.

Ni su obsesión cleptómana ni los vínculos amorosos-amistosos creados sustentan una historia a la que le falta apasionamiento e interés.


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:2    Promedio:2/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies