• Por Antonio Méndez

band of horses review critica disco album infinite arms

Sin Mat Brooke, ocupado ahora en Grand Archives, Ben Bridwell continúa prorrogando con “Infinite Arms” los aquietados y melódicos sonidos de Band Of Horses encontrados en discos previos como “Everything All The Time” y “Cease To Begin”, trabajos que, al igual que este álbum, mostraban huellas de los Beach Boys, Neil Young, Built To Spill, Crosby, Stills y Nash o América.

La voz sedosa, susurrante, de Bridwell nos traslada a parajes dream pop en “Factory”, pieza soft rock con arreglos orquestales y estampas de hotel, reflejos de gira. Atmósfera relajada, sutiles teclados, cuerdas… Precioso tema con resonancias de Built To Spill.

“Compliments” es un estupendo medio tiempo con muro de fuzz guitars. Cruza en su sonido a Big Star con Wilco y Neil Young mientras Ben afirma sus creencias en Dios con una imaginería de soles ardiendo, mujeres halcones y perros amarillos.

“Laredo” es un melódico power pop con armonías vocales al estilo de lo que podrían ofrecer los Teenage Fanclub en su primera etapa… Creo que lo peor sería volver contigo… Melódico, con distorsión guitarrera a lo Neil Young con los Crazy Horse.

En “Blue Beard” se escuchan cánticos a capela. Casi gregorianos. Es una balada melancólica tras ruptura amorosa… El cielo es gris y frío, el sol no brilla… Country pop con trazos vocales de los Beach Boys, algo que se reitera en “On My Way Back Home”, corte lento con guitarras folk pop, percusión spectoriana y falsete cercano a Brian Wilson.

El título que da nombre al álbum, “Infinite Arms”, es una balada con atmósfera ensoñadora, guitarras acústicas, dulces armonías vocales, sonidos de pajarillos… Al igual que “Compliments” el texto vuelve a mostrar referencias espirituales.

“Dilly” es un pop luminoso y rítmico. Sunshine pop lleno de vida con juegos vocales. El tema podría ser cantado por los Apples In Stereo.

Redunda Bridwell alusiones divinas en “Evening Kitchen”, balada acústica con trazos de canción de cuna.

“Older” es un corte lento country rock con recuerdos de alguien que permanece joven en la memoria. Recuerda a los Eagles.

El folk rock con cierto toque oriental “For Annabelle”, canción dedicada a su hija por Ben Bridwell, la dinámica canción noise pop “NW Apt”, y la balada “Neighbor”, con muestrario de una urbanización en ambiente campestre donde no faltan ni ardillas, son las tres composiciones que termina el álbum con un sabor indiferente tras pasajes previos realmente satisfactorios: “Dilly”, “Compliments”, “Laredo”, “Factory”…



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies