• Por Antonio Méndez

band-of-horses-why-are-you-ok-discoRick Rubin produjo “Why Are You Ok?” respetando los canones sonoros, melancólicos, nostálgicos, reflexivos, de Ben Bridwell en Band Of Horses, un buen grupo de Seattle que, en tonos calmos, graba canciones melódicas de expresión frágil, dulce; épicas íntimas con sonidos soft rock, country, folk rock, dream pop…

La pieza más ambiciosa de este LP es “Dull Times/The Moon”… el sol se pone, olvidé quién era… colocando mal la basura, todo está entumecido… un corte de siete minutos con ambiente espacial a lo Pink Floyd en un progreso de ensueño pop… habitación mugrienta, pensamientos vacíos, parece que voy a enloquecer… a lo The Shins o Death Cab For Cutie, antes de rasgar guitarras en distorsión a lo Crazy Horse y Neil Young. No excita, pero resulta escuchable.

Tal vez debería volver, tengo que pensarlo, estoy cansado, dolorido… “Solemn Oath” es un medio tiempo con repiques jangle, bases de rock sureño, trazos folk, noise… como un cruce entre los Kings of Leon y Built To Spill. Las melodías, como casi siempre en Bridwell, son estupendas.

¿Estamos enamorados? ¿Eres suficientemente feliz?… El enfoque tristón de la banda en “Hag”, una de sus varias baladas de voz quebradiza con arreglos orquestales.

El corte más rítmico de “Why Are You OK?” es “Casual Party”, enérgico pop guitarrero… televisión en la fiesta, horribles conversaciones en la fiesta…. me quiero marchar…. Huellas de los Pixies con pegadizo estribillo…. blind faith, it don’t sit right.

Hablando de estribillos. J Mascis (Dinosaur Jr.) colabora vocalmente en el de “In a Drawer”… sentado en una alfombra de piel de oso escuchando al abuelo, una antigua foto con un perro… Ben Bridwell en plan nostálgico en un grato soft jangle pop con rasgos psicodélicos en sus letárgicos juegos vocales.

El interludio “Hold On Gimme a Sec” da paso a “Lying Under Oak”… presta atención a la carretera, a las estrellas, cuando te sientas cansado, túmbate debajo de un roble… Balada country pop con tono escapista. Equilibrio en arreglos, sensibilidad, talento melódico.

“Throw My Mess” redunda influencias country folk en una pieza que tanto podría interpretar Neil Young como los Kings Of Leon. Perfecta para interpretar en el tramo tranquilo de una fiesta en un pueblo de Arizona.

Te quiero mucho, y mucho, te debo mucho, y mucho… donde sea, lo que sea… Ben Bridwell se pone meloso en la romántica y dulce balada “Whatever, Wherever”, una delicia con juegos vocales sunshine pop estilo Beach Boys.

La noche se acaba, y cuando vuelva a casa, todas luces estarán encendidas. Luminoso, melódico corte country jangle pop “Country Teen”, la única canción cantada por Tyler Ramsey, quien parece tan inspirado por los Eagles como por los Byrds del “Notorious Byrd Brothers” con algún trazo surf. Estupendo tema, uno de los mejores del disco.

También es plausible “Barrel House”, una emocional balada con Bridwell otra vez en plan escapista… muevo la silla del porche para disfrutar más del calor del sol… Magnífica melodía, gran estribillo. Muy Neil Young en sus mejores momentos.

El disco termina con “Even Still”, atmosférico tempo lento que remacha la aflicción de su autor con piano y arreglos de cuerdas. Canción que les emparenta con Death Cab For Cutie. Quiero que me devuelvas mi vida, solo por un momento, ¿es mucho pedir?


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:1    Promedio:4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.