• Por Antonio Méndez

black cat bones album review barbed wire sandwich cover portada discoCrítica

“Barbed Wire Sandwich”, disco con un guaperas en la portada jamándose un bocata de alambre de espino, es el único LP de esta formación de blues-rock llamada Black Cat Bones, banda que en sus comienzos contaba con la presencia de Paul Kossof y Simon Kirke, los dos futuros componentes de Free que pronto dejaron el grupo y no participaron en este disco.

Su música, combinando blues, hard rock y algún retazo lisérgico, es bastante derivativa de los procederes del grupo seminal Cream, el power trío formado por Eric Clapton, Jack Bruce y Ginger Baker. Es decir, quien disfrute de Cream, y también de los citados Free o de Savoy Brown, seguramente pueda apreciar este álbum lleno de lamentos blues-rock que contó con la producción de Dave Hitchcock, hábil técnico (Caravan) experto en sonidos psicoprogresivos.

El disco fue editado en el sello lisérgico-prog-rock Deram perteneciente a la Decca y contiene tanto piezas originales como versiones, entre las que destaca “Four Women”, fantástica balada con sonidos acústicos escrita por la gran Nina Simone (ídolo para la banda por lo que se aprecia en las versiones del disco), con una historia interracial en la que los Black Cat Bones, como no podía ser de otra forma, varían la perspectiva narrativa en el texto. Es de los cortes más ácidos del álbum.

Otra pieza lenta del LP (también otra versión, cantada por Nina Simone, y más tarde por John Coltrane o los Traffic de Steve Winwood), de renacimiento personal y lírica evocativa, es “Feelin’ Good”, un tema con ecos de los Animals de Eric Burdon en donde se luce a la voz el cantante Brian Short.

black-cat-bones-fotos-criticaLa tercera balada de “Barbed Wire Sandwich” es “Death Valley Blues”, blues a lo Clapton (del Clapton bueno, el de los 60 y 70, vaya…) con gran solo guitarrero de Rod Price. La canción original es del bluesman Big Boy Crudup, el de “That’s All Right Mama”, canción popularizada por Elvis Presley.

El disco se abre con otra versión de Nina Simone en un tema escrito por Andy Stroud, “Chauffeur”, puro blues-rock en donde se clama por la conducción de una moza. Se supone que de buen ver y mejor catar. Clásico riff guitarrero, vigoroso tempo rítmico y fenomenal duelo en las seis cuerdas entre Rod Price y Derek Brooks.

“Please Tell Me Baby” nos lleva al rock’n’roll de los 50 con estilo y un piano fantástico de Robin Sylvester con idas y venidas en la parte final. Por no hablar de otro solo de Price. Gran guitarrista, sí. Después formó parte de Foghat.

Price, el principal compositor del grupo, firmó “Comin Back”, animada pieza blues-rock a lo Cream, al igual que “Save My Love for You”, en donde comparte créditos con sus compañeros Derek Brooks y Phil Lenoir, el encargado de darle a las baquetas.

“Save My Love For You” es uno de los mejores momentos del disco con una intensa interacción instrumental en donde destacan las guitarras de Price y Brooks, espectaculares y orgiásticas en la última y mejor canción de todo el álbum, “Good Lookin’ Woman”.

Antes de este gran fin de fiesta, el disco nos había ofrecido una pieza blues titulada “Sylvester’s Blues”, dedicada se supone que a Robin Sylvester, el del piano de “Please Tell Me Baby” quien también ha sido ingeniero de sonido de gente como Caravan o Rory Gallagher.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Black Cat Bones


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:4    Promedio:4.5/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies