• Por Antonio Méndez

cheap trick in color disco album portada coverCrítica

Los fantásticos Cheap Trick, influenciados por bandas power pop como Badfinger, Big Star o Raspberries, enérgicos grupos pop 60’s como The Move, The Yardbirds o The Who, el magisterio esencial de los Beatles, o gigantes del rock 70’s como Led Zeppelin o T. Rex, amalgaman con puntuales dosis de cinismo el esmero en la melodía pop con la espontánea contundencia del rock’n’roll en una imaginativa, lúdica comunión sonora.

El segundo LP del cuarteto liderado por Rick Nielsen, principal compositor, y Robin Zander, cantante, es un vibrante ejemplo del proceder musical de la banda americana, imprescindible para el melómano que disfrute con sorprendentes estructuras guitarreras y piezas ricas en matices y expresión melódica.

El álbum se compone de diez imprescindibles piezas de excitante interactuación instrumental producida por Tom Werman.

Destacan gemas como la atmosférica “Big Eyes”, la vodevilesca “I Want You To Want Me”, “Oh Caroline”, un cruce entre los Beatles y la ELO, o “Southern Girls”, tema pop de contagioso estribillo,sin olvidar  adhesivas canciones como “Come On, Come On” o “So Good To See You”, canción con un espléndido Zander demostrando porque se le conoce como el hombre de las mil voces.

También en esta obra magistral hay momentos para rasgos psicodélicos con una especie de mezcla entre los Who y Led Zeppelin en “Downed”, la ascendencia del glam en “Hello, There” y el pretérito rock’n’roll 50’s con un electrizante riff de Nielsen en “You’re All Talk” y “Clock Strikes Ten”, canción deudora de la energía de Little Richard y el estilo más rockero de Paul McCartney.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Cheap Trick



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies