• Por Javier Platas

mott-the-hoople-mott-discosCrítica

Después de unos primeros trabajos de gran calidad pero escasa repercusión popular, la banda británica Mott The Hoople, liderada por el vocalista y pianista Ian Hunter, alcanzó definitivamente el estrellato arrimándose al glam-rock de la mano de David Bowie (uno de sus grandes admiradores) con el mítico disco “All The Young Dudes” (1972).

Tan sólo un año después editaron “Mott” (1973), su sexto álbum de estudio que los consolidaba todavía más como una de las mejores y más exitosas bandas de su tiempo.

El disco da comienzo con “All The Way From Memphis”, estupenda pieza glam-rock de animoso estribillo, saxo de Andy MacKay e influencias del Bowie de su época ‘Ziggy’.

“Whizz Kid” se presenta con un fornido riff de guitarra. Posee una elegante melodía en las estrofas y un puente de tintes más dramáticos.

mott-the-hoople-fotos-critica“Hymn For The Dudes” es una bonita balada acústica de maravilloso piano. Muy en la onda del Bowie de clásicos como “Life On Mars?” o “Soul Love”.

Recuperamos el ritmo con “Honaloochie Boogie”, festiva composición fundamentalmente glam de contagioso estribillo con alguna variante de ligeros matices paranoico-psicodélicos.

Un violín interpretado por Graham Preskett es protagonista en “Violence”, tema con riff hard-rockero y resonancias de los Who.

“Drivin’ Sister” es glam-rock en su máxima expresión. Movida pieza rockandrollera con algún intrascendente pasaje lisérgico que recuerda a Pink Floyd.

“Ballad Of Mott The Hoople” se encarga de atemperar el tono con su esencia folk a lo Bob Dylan (indiscutible referencia artística para Ian Hunter) con armónica incluida.

EI guitarrista Mick Ralphs (posteriormente componente de Bad Company) canta y compone “I’m a Cadillac/El Camino Dolo Roso”, destacada canción dividida en dos partes: una primera de clásico rock 70’s y una segunda más experimental en la que nos deleita con su gran talento como guitarrista tanto con la acústica como con la eléctrica.

El disco se despide con “I Wish I Was Your Mother”, preciosa canción con mandolina de Ralphs en la que el Bob Dylan de “Blonde On Blonde” (1966) supone una descarada influencia tanto en los fraseos de Hunter como en el feeling que desprende.

Notable álbum, muy recomendable, aunque inferior al magistral “All The Young Dudes”.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Mott The Hoople


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:0    Promedio:0/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.