• Por Antonio Méndez

my morning jacket circuital album cover portada“Circuital” es el sexto disco de los Morning Jacket aparecido tres años después del apreciable “Evil Urges”. Vamos a ver si merece una buena apreciación este nuevo álbum de la banda de Louisville… Qué hay por aquí…“Victory Dance”…. Jim James quiere cerrar los ojos y profetizar. Mojar el suelo con lágrimas. Creer en el trabajo, en el esfuerzo. Espera que llegue la victoria en el atardecer… Es una pieza con gong, voz doblada, fanfarria orquestal, piano eléctrico, órgano, coros. De ritmo psicofunk monótono… Pero es bastante pegadizo, atrapa. ¿Ah si? Bueno, puede.

La canción que titula el disco, “Circuital”, es una mezcla entre el laxopop de Radiohead y el soft rock californiano 70s con ligeras dosis ácidas a lo Grateful Dead y algún acorde The Who. Siete minutos que terminan aburriendo… El propio James lo indica… Estoy trabajando sobre la nada.

El día está cerca. Ya sabes lo que quiero… “The Day Is Coming”… Buen tema pop. Nada excitante pero con luminosos reflejos sunshine pop 60s. Parapapapapa. Tempo lento. Esto suena como un híbrido entre Supertramp y los Beach Boys.

Jim se siente muy bien en “Wonderful”. Soft rock melódico que recuerda al trío America pero sin George Martin en la producción. Lo cierto es que no le falta encanto a la voz principal. Armonías vocales. Guitarra acústica folk, arreglos de cuerda. No está mal… Quiero ir donde no exista el miedo, donde el espíritu esté cerca, donde vivir sea sencillo y la gente sea amable… Mucho pedir me parece a mí.

Si los Beach Boys inspiraban “The Day Is Coming” también lo hacen en “Outta My System”, con James jugando a ser Brian Wilson en un medio tiempo sobre recuerdos de experimentación en la juventud. Bah.

En el medio tiempo rock con ritmo base funk y sonidos fuzz y wah wah “Holdin’ On To Black Metal” se preocupa por la obsesión de algunos adolescentes por sonidos satánicos. Pues vaya.

“First Light” es una pieza con intro épica y un desarrollo heterogéneo que no va a ningún lado. Un despropósito.

Pop-rock plano FM en “You Wanna Freak Out”… Quiere hacer “flipar” pero casi provoca el sueño.

“Slow Slow Tune” es una balada soul sin, valga la redundancia, “alma”, y “Movin’ Away” es otro corte lento, más logrado que el previo pero sin nada de chicha, con ritmo vals, falsete y toques country con el pedal steel. Un disco menor e inferior al anterior del grupo.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.