• Por Antonio Méndez

neil young album cover portada review after the gold rushCrítica

“After The Gold Rush” es uno de los mejores trabajos de Neil Young, artista excepcional cuya trayectoria ofrece diversas vertientes sonoras con un calado lírico que tanto indaga en aspectos íntimo-emocionales como sociales o celebratorios.

En este, su tercer disco en solitario tras la marcha de Buffalo Springfield y los magníficos e infravalorados “Neil Young” (1969) y “Everybody Knows This Is Nowhere” (1969), el bueno de Neil muestra su lado más melódico y romántico sin olvidar su faceta más rabiosa desde perspectivas que aúnan pop, rock, folk y country.

Son once temas de perfecta construcción para un disco sin altibajos con momentos melancólicos, otros más optimistas y algún tramo de reivindicación social.

neil-young-after-the-gold-rush-criticaEn la vibrante “Southern Man” ataca con virulencia el racismo y la esclavitud sureña, hecho que provocó la reacción de Lynyrd Skynyrd con su popular canción “Sweet Home Alabama”.

Junto al agrio retrato sureño escribe bellas canciones de desnuda emoción como “Tell Me Why”, “After The Gold Rush”, “Only Love Can Break Your Heart”, “Don’t Let It Bring You Down”, “Birds” o “I Believe In You”, joyas de corta duración y compleja simplicidad, como “Cripple Creek Ferry” y especialmente “Till The Morning Comes”.

También tiene tiempo para realizar una cruda, triste versión de Don Gibson, “Oh, Lonesome Me”, y agitar el ritmo con “When You Dance You Can Really Love”, dos piezas que forman parte de una obra imprescindible, sensible, apasionada.

Ir a la biografía AlohaPopRock-AlohaCriticón de Neil Young



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies